La importancia de los programas de promoción de la salud en la empresa ¿Por qué DKV… ahora?

Los factores de riesgo laborales han preocupado desde siempre a las autoridades públicas conduciendo a legislaciones que pretenden minimizar su impacto, como es el caso de la Ley de Prevención de riesgos laborales y su reglamento en España.

El medio laboral como factor de riesgo4

Los factores de riesgo laborales han preocupado desde siempre a las autoridades públicas conduciendo a legislaciones que pretenden minimizar su impacto, como es el caso de la Ley de Prevención de riesgos laborales y su reglamento en España. Es cierto que existen riesgos genéricos que forman parte del día a día (mala alimentación, sedentarismo…) y que no están directamente vinculados al lugar de trabajo.

Pero resulta que parte del tiempo que conforma ese “día a día”, concretamente el 33%, lo pasamos trabajando. De ahí que el lugar de trabajo se considere como “una oportunidad inigualable” para mejorar nuestra salud en general.

Por otro lado, sabemos que todo el esfuerzo realizado en atención médica sólo contribuye a disminuir la mortalidad esperada en un 11%, a pesar de representar el 90% de gasto dedicado. En cambio, como vemos en la siguiente gráfica, los estilos de vida son responsables de nuestra expectativa de vida en un 43%, y sólo le dedicamos algo más del 1% de los que gastamos.

El coste de no hacer nada

Se ha demostrado que el hecho de no emprender programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo tiene un coste de oportunidad, como vemos en la siguiente imagen:

Efectivamente, en un momento dado y en ausencia de planes específicos de promoción de la salud, por cada 100 empleados, observaríamos un perfil de salud en la empresa como el que se presenta en la siguiente tabla:

2

Pero, es que no todo queda ahí. Tal estado de deterioro (obesidad, baja actividad, debilidad…) acaba generando un desequilibrio completo del organismo que termina afectando, por ejemplo, al aparato ósteoarticular (sobrecarga de articulaciones, osteoporosis…), o a la esfera de la salud mental (ansiedad, depresión e insomnio…). Tan sólo en España las enfermedades músculo-esqueléticas generaron 908.781 procesos de Incapacidad Temporal (un 18% del total de procesos) conllevando 39.342.857 días de baja (23% del total de días perdidos por IT) con un coste asociado de 1.702 millones de euros (23 % del coste total). Para el segundo ejemplo, los procesos de IT de mayor duración fueron los asociados con enfermedades mentales, que llegaron a representar el 11% del coste total.

6

Beneficios para empleadores y para empleados

La puesta en marcha de programas de promoción de la salud en las empresas tiene beneficios tanto para las propias empresas como para los trabajadores. El Centers for Disease Control and Prevention resume dichos beneficios potenciales en la siguiente tabla:

6a

DKV se pone así al servicio de todas las empresas que confían en nosotros para que, de forma conjunta, transformemos tales expectativas en una realidad.