Vértigo

El vértigo es una sensación de rotación, desplazamiento del cuerpo o del espacio que nos rodea sin que en realidad este movimiento se produzca.

Miniatura

El vértigo es una impresión subjetiva de movimiento mientras se permanece estático. Vamos a descubre más cosas sobre él.

¿Qué es el vértigo?

El mantenimiento del equilibrio depende del correcto funcionamiento de tres sistemas que se interrelacionan y es preciso que dos de los tres estén preservados para que el equilibrio no sufra ninguna alteración. Dichos sistemas son:

  • El sistema propioceptivo, que se centraliza en el cerebelo y que integra la información que llega por los nervios sobre la posición de cada una de las partes del cuerpo.
  • El sistema vestibular, el órgano del equilibrio localizado en el interior del oído, en el cual una serie de canales llenos de líquido que se movilizan con los distintos cambios de posición del cuerpo y con unos receptores especializados que envían la información al sistema nervioso central.
  • La visión binocular, que es la referencia que permite a cada individuo saber de su entorno y de sí mismo y su ubicación en el espacio.

El vértigo se produce por un problema en el sistema vestibular y esta alteración puede originarse por un problema a nivel cerebeloso, lo que se llama un vértigo central, o bien por una alteración a nivel del oído, que es la más habitual y se define como un vértigo de origen periférico.

Causas del vértigo

Las principales causas del vértigo periférico (VP) y del vértigo central (VC) son:

  • Enfermedad de Ménière (VP).
  • Infecciones del oído interno (VP).
  • Traumatismo craneoencefálico (VP).
  • Ciertos fármacos como aspirina, diuréticos o litio (VP).
  • Tóxicos como alcohol o arsénico (VP).
  • Tumores como meningioma, colesteatoma o neurinoma del VIII par (VP).
  • Cambios bruscos de presión (VP).
  • Accidente vasculocerebral (VC).
  • Esclerosis múltiple (VC).
  • Migraña de la arteria basilar (VC).
  • Epilepsia del lóbulo temporal (VC).
  • Tumores de la fosa posterior del cráneo (VC).

Síntomas del vértigo

Cuando se establece el vértigo, el sistema vestibular se ve afectado y se produce una sensación de movimiento ilusoria. Los ojos sufren unos movimientos característicos llamados nistagmo, que son unas sacudidas de los globos oculares que intentan mantener la visión en un punto fijo, y el sistema de la propiocepción intenta adaptarse al movimiento y, como no es real, causa un desequilibrio.

Los pacientes con vértigo refieren unos síntomas muy característicos, como son la sensación rotatoria de los objetos o del espacio, lo cual refieren como “estar borrachos” o “caminando en un barco”. La sensación mejora en reposo y al estar algo incorporado y empeora al moverse y al estar tumbado totalmente plano. Se puede acompañar de náuseas y vómitos, malestar general, palpitaciones, sudoración e hipotensión.

Los episodios de vértigo periférico, que suponen ¾ partes de los casos, suelen estar desencadenados por el movimiento, se instauran de manera brusca, presentan un nistagmo horizontal, responden bien al tratamiento farmacológico y suelen limitarse a unas horas, mientras que la aparición del vértigo de origen central es más insidiosa e independiente de la posición del paciente, no suele presentar tantos vómitos, el movimiento de nistagmo de los ojos suele ser vertical y puede durar más tiempo.

Diagnóstico del vértigo

El diagnóstico de vértigo se basará en un interrogatorio estructurado y exhaustivo, así como en una exploración neurológica y ótica completa. Conviene diferenciar bien el vértigo del mareo, que se explica como una sensación más inespecífica, no tanto como giro de objetos sino como una sensación de caído, de vació en la cabeza o de desequilibrio. Se deben evaluar la presencia y el tipo de nistagmo de los ojos y realizar pruebas de valoración del equilibrio del paciente.

En ocasiones, puede precisarse la realización de una serie de pruebas complementarias para acabar de filiar el origen del vértigo, como pueden ser un electrocardiograma, una audiometría, una tomografía axial computarizada (TAC), una resonancia magnética nuclear (RMN), unos potenciales evocados (prueba que permite valorar la conducción del impulso nervioso en los nervios de la audición) o un electroencefalograma.

¿Se puede tratar el vértigo?

Para tratar el vértigo, se debe recomendar, ante todo, reposo. Los movimientos van a desencadenar o agravar los síntomas, por lo que se aconseja que el paciente esté en reposo algo incorporado, no plano del todo si se tumba en la cama. Asimismo, se puede iniciar tratamiento farmacológico con fármacos antivertiginosos, como son la sulpirida o la betahistina, así como antieméticos para detener las náuseas y los vómitos.

Cuando el vértigo es periférico, puede ser útil, pasados unos días tras la crisis, realizar ejercicios de rehabilitación vestibular. Para ello, el paciente debe estar sentado con los ojos cerrados y debe girar la cabeza a un lado y a otro, así como arriba y abajo. Luego, con los ojos abiertos, se deja la mirada en un punto fijo y se gira la cabeza sin perder dicho punto. Por último, con los ojos también cerrados, se debe dejar caer el cuerpo hacia un lado y hacia otro con una cierta velocidad. Esta serie de ejercicios, repetidos durante cuatro o cinco días ayudan a la recuperación del cuadro de vértigo.

Cuando el tratamiento farmacológico no basta y en ausencia de disminución de la audición (o a lo sumo en grado mínimo) se pueden llevar a cabo técnicas invasivas, como pueden ser la inyección de dexametasona intratimpánica, la aplicación de presión pulsátil sobre el conducto auditivo externo o bien la descompresión quirúrgica del saco endolinfático.

Con todo, además de tratar la fase aguda, es necesario investigar cuál puede ser la posible causa del vértigo, especialmente si las crisis se repiten o se acompañan de otros síntomas neurológicos, por lo que es importante consultar con un otorrinolaringólogo en la medida de lo posible.

Dr. David Cañadas Bustos - Médico consultor de Advance Medical


Hay temas de salud que son comunes a hombres y a mujeres. Nuestro blog también los contempla. Los últimos posts publicados sobre este aspecto son: