Remedios caseros para la tos

Entre las afecciones más molestas que podemos sufrir, destacan aquellas relacionadas con la garganta, ya sea la irritación, el dolor o la afonía. Descubre unos sencillos trucos para eliminar cualquier molestia.

Remedios caseros para la tos

En épocas como el final del invierno y durante la primavera, los cambios de temperatura que ocurren durante el día pueden afectar a nuestro organismo en forma de dolor de garganta causando afonía y molestias a la hora de tragar alimentos. Al no tratarse de una enfermedad, no se recomienda el uso de ningún fármaco y se aconseja utilizar remedios caseros para la tos.

A nuestro alcance tenemos remedios naturales que nos ofrecen posibles soluciones sencillas para calmar la afonía, evitar la tos seca y eliminar la irritación de garganta.

El dolor de garganta es una causa que puede derivar en enfermedades como la gripe o el resfriado común, o por otro lado simplemente una irritación de garganta derivada de los cambios bruscos de temperatura. Una vez que descartamos una posible enfermedad latente, debemos centrarnos en remedios caseros para la afonía y el dolor de garganta.

Bicarbonato de sodio y limón

Es un remedio casero de toda la vida. Tanto el bicarbonato como el limón actúan como un potente antibiótico natural con grandes propiedades antibacterianas.

Lo ideal es tomar de 1 a 2 vasos al día de esta mezcla que te ayudará a mantener a raya la infección.

Cebolla y miel, remedio para la afonía

Estos dos elementos son idóneos como remedio natural para el dolor de garganta y para evitar la afonía. La miel es un producto muy hidratante lo que ayudará a evitar la sequedad y a conseguir la irritación de la garganta.

La cebolla por otra parte es un alimento con cualidades expectorantes y antibióticas que ayudan a combatir las infecciones con lo que la mezcla de ambos reduce la irritación de la garganta.

Piña y miel, remedios naturales

Como hemos mencionado anteriormente la miel tiene propiedades hidratantes y también antiinflamatorias y tomadas con piña, cuyas propiedades son el gran aporte de agua que contiene esta fruta y la cantidad de enzimas y antioxidantes que contiene. Todas estas propiedades nos ayudan directamente a eliminar la afonía y la irritación de la garganta.

Manzanilla, infusión contra el dolor de garganta

Otros de los remedios naturales para evitar el dolor de garganta y la irritación es beber infusiones de manzanilla. Esta planta posee propiedades antisépticas y antiinflamatorias que actúan directamente sobre la zona a tratar.

Se aconseja la toma de una o dos infusiones al día y preferiblemente a la hora de irse a acostar puesto que de esta manera, nos aprovecharemos de las propiedades relajantes que tiene la manzanilla y conseguiremos dormir mejor y con un menor dolor de garganta.

Propóleo

En la actualidad se pueden conseguir el extracto de esta planta medicinal tanto en comprimidos como en sprays orales o en aceites. La principal propiedad del propóleo es que se trata de un antibiótico natural específico para cualquier dolencia que tenga relación con la garganta, reduciendo la inflación y el dolor de la zona.

Jengibre, aliviar el dolor de garganta

La mejor manera de preparar este tubérculo para aprovechar todas las propiedades medicinales que tiene para eliminar el dolor de garganta es al igual que la manzanilla, preparar una infusión con la raíz de jengibre, si a ella, le añadimos un poco de zumo de limón y miel, el beneficio para la zona a tratar será mayor.

Infusión de salvia para la afonía

Una de las mejores plantas para tratar la afonía y el dolor de garganta es la salvia ya que cuenta con una gran cantidad de mucílagos, una fibra soluble que ayuda a suavizar la garganta. Otra de las propiedades que tiene la salvia es que es un potente reparador de mucosas con lo que facilita calmar la tos seca y el dolor de garganta.

Regaliz

Conocido como uno de los mejores remedios naturales para la afonía ya que se trata de una planta que cuenta con propiedades antiinflamatorias y expectorantes con lo que nos ayudará a abrir las vías respiratorias y así reducir la incidencia de la irritación en nuestra garganta.

Miel y limón el remedio casero de toda la vida

Dejamos para el final el remedio que hemos utilizado durante toda la vida para curar los problemas de garganta, ya sea la irritación, la afonía y el dolor de garganta. Ya hemos comentado las propiedades tanto del limón, potente antibiótico natural y con propiedades antibacterianas, como de la miel, hidratante y  con propiedades antiinflamatorias, con lo que la mezcla es lo suficientemente potente para calmar el dolor de garganta y rebajar la irritación de garganta y con ello hacer desaparecer la afonía.