Ni un pelo menos, cuida tu salud capilar

Cuidar de tu salud capilar es más importante de lo que crees para sentirte bien por fuera y por dentro. Tener un pelo y un cuero cabelludo sano puede ayudarte a mejorar tu autoestima y sentirte bien interiormente.

Salud capilar

Los hábitos de vida saludables, como una buena alimentación y hacer ejercicio son pequeños pasos que pueden ayudarte a mantener un pelo sano. Pero, ¿cómo se combate la caída del pelo? Son muchos los tratamientos anticaída que te pueden ayudar, pero también debemos tener en cuenta los mitos que existen sobre la salud capilar para poder tratar el problema desde cero.

Mitos sobre la caída del pelo y cómo remediarlo

La caída del pelo es un problema común en nuestra sociedad, y se puede deber a muchos aspectos como malos hábitos saludables, estrés, genética… Pero también es cierto que existen muchos mitos sobre ello, por eso es importante conocerlos y tenerlos en cuenta para no llevar el problema más allá de lo que es y acudir a la terapia adecuada.

  • El pelo que se cae no puede volver a crecer. Falso: existen varios tipos de tratamientos, para recuperar la caída del pelo
  • La alimentación no afecta a la salud del pelo. Falso: el pelo es el reflejo de nuestra salud, por lo que es importante tener unos buenos hábitos alimenticios para vernos sanos en todos los sentidos
  • La caída del pelo es hereditaria. Cierto: genéticamente hay más probabilidades de perder pelo si familiares como padres o abuelos padecen alopecia
  • Tomar medicamentos acelera la caída del pelo. Cierto: hay algunos medicamentos que pueden provocar la caída del cabello como efecto secundario
  • El estrés puede ayudar a la caída del pelo. Cierto: situaciones de agobio y estrés pueden provocar cambios en el desarrollo del pelo y hacer que se caiga

En el día a día debemos tener cuidado de aquello que está en nuestras manos, de lo que podemos hacer para evitar la caída del pelo y poder tener una buena salud capilar. Alguno de los aspectos que podemos cambiar desde dentro es tener unos buenos hábitos alimentarios para fortalecer el cuero cabelludo y aumentar la vitalidad del cabello.

Alimentos como las proteínas, el colágeno, los minerales y las vitaminas son esenciales para favorecer la salud capilar. Hablamos de forma más concreta, de la vitamina A, que se encuentra en los huevos, las verduras o las verduras; la vitamina B, que se encuentra en el pescado, la carne, los cereales o los frutos secos y ayuda a la resistencia del pelo, o la vitamina C que se encuentra en cítricos, espinacas y brócoli.

También alimentos como el hierro de la carne roja, las legumbres, el ácido fólico de los cereales y el omega 3 desarrollan funciones antioxidantes que favorecen nuestro cuero cabelludo y contribuyen a tener una mejor salud capilar.

¿Y si el pelo ya se ha caído? ¿Puedo volver a disfrutar de una buena salud capilar y deshacerme de la calvicie? Esta es una de las preguntas más frecuentes de aquellos que sufren alopecia, a lo que la respuesta definitiva es SÍ. El cabello se puede recuperar gracias a diferentes tipos de tratamientos que existen para cada persona y para cada caso particular.

¿Cómo tratar la caída del pelo?

Las varias terapias y tratamientos conocidos para recuperar el pelo perdido resultan eficientes en cualquier caso que el objetivo sea volver a tener una buena salud capilar. Hablamos de tratamientos como la terapia Neovital anticaída, durante la cual a través de diferentes técnicas se va recuperando el pelo y vuelve a crecer.

También existen tratamientos como el microinjerto capilar ARTAS, durante el cual se recupera el cabello caído en las zonas de calvicie. Se lleva a cabo con la ayuda de una técnica innovadora tecnológicamente con la cual se injerta el pelo en la zona detectada anteriormente. Es parecido también el tratamiento microinjerto capilar FUE, con el cual también se recupera el cabello caído pero en este caso el proceso consiste en extraer los injertos de otra parte de la cabeza y se implantan en las zonas que han sufrido la pérdida. Y también en el caso de la técnica FUSS se recupera el cabello en la zona de calvicie extrayendo unidades foliculares de una zona de la propia piel para proceder al injerto en la cabeza.

Todas las técnicas explicadas son tratamientos eficaces y que no dejan cicatriz física, cosa que favorece posteriormente la recuperación y ayuda a continuar cuidando la zona capilar.

Comentarios