Mareos cervicales

Antes de empezar a explicar por qué y cómo darle solución, es importante tener clara la diferencia entre vértigos y mareos.

Miniatura

El origen de los mareos cervicales y los vértigos es diferente. Por lo tanto, el tratamiento también lo será.

  1. Vértigos y mareos cervicales
  2. Tratamiento
  3. Remedios
  4. ¿Por qué no se van?

Vértigos y mareos cervicales

El vértigo es un síntoma que cursa con sensación de giro de todo el entorno respecto a la persona o viceversa. Por norma general, refleja un trastorno del oído interno, es decir del nervio vestibular (nervio del equilibrio). Para que se entienda, cuando cualquier enfermedad afecta a todo el entramado del equilibrio situado en el oído, falla la vía refleja y hace que los ojos se muevan de maneras desincronizada con la cabeza, lo que origina la sensación de que todo se mueve.

Por su parte, el mareo se refiere a la sensación puntual de inestabilidad que cursa con bostezos, sudoración fría, palidez y, en algunos casos, vómitos. El más conocido de todos los mareos es la “cinetosis”, que se produce al viajar en barco, avión, coche. etc. La causa de éste muchas veces suele ser por la compresión de la arteria vertebral que se encarga de llevar la sangre al oído interno y al cerebelo. Esta compresión suele darse por contracturas de la musculatura cervical o bloqueo de las vértebras C1, C2.

Mareos cervicales: Tratamiento

El fisioterapeuta actúa a la hora de liberar la musculatura cervical con el objetivo de evitar la compresión de la arteria vertebral y, así, reducir los mareos.

Por norma general, todo lo relacionado con las cervicales va acompañado de un bloqueo cervical que disminuye la amplitud de giro de la cabeza, con lo que costará más mover la cabeza en todas direcciones. Además, se nota pesadez en los hombros y dolor en los puntos gatillo de los trapecios. No obstante, nunca está demás consultar con nuestro médico de cabecera para que valore la situación y de esta manera podamos trabajar de manera multidisciplinaria, es decir, todos juntos.

La recomendación es tratarlo desde dos frentes. El primero, en consulta, liberando toda la musculatura de la zona cervical mediante la realización de estiramientos, tratamiento de puntos gatillo, educación postural… El otro frente es el de meditación o técnicas relajación que pueden ser tan sencillas como dedicarle 10 minutos al día a relajarse, no pensar en nada, intentando liberar todo el estrés, ya que gran parte de las contracturas muchas veces tienen su origen en el estrés.

[PDF gratuito] Empezar a correr: Consejos para planificar tu semana con entrenamientos diarios

Remedios para mareos cervicales

Esta es una pregunta mágica que no tiene respuesta. Dependerá del origen del por qué se contractura toda la zona. No es lo mismo que sea por haber ido a correr o porque en el trabajo últimamente hayamos tenido mucho estrés y se ha contracturado toda la zona cervical, que haber sufrido un latigazo cervical por un accidente de coche y, en consecuencia, toda la zona está inflamada e hipertrofiada. Aquí también entra en juego la implicación del paciente. Una vez tratamos en consulta, si el paciente quiere implicarse y relajarse todo mejora, pero si, por el contrario, no colabora ni cambia ningún aspecto de su vida, es cuestión de tiempo que todo vuelva o incluso que no llegue a desaparecer nunca.

Puedes intentar relajarte realizando respiraciones controladas o utilizar bolsas de calor para aumentar la irrigación sanguínea y de esta manera intentar eliminar las contracturas, y en última instancia liberar la compresión de la arteria vertebral que origina los mareos.

GUÍA GRATUITA: hábitos saludables para ti. ¡Click aquí!

Mareos cervicales constantes ¿por qué ocurren?

No hace mucho tuve el caso de un paciente, varón de 45 años, que empezó a tener mareos de manera repetida. El otorrino descartó problemas del sistema vestibular y en consulta la musculatura estaba relajada. El médico de cabecera le dio dos semanas de baja a la espera de evolución de sintomatología, por lo que el factor del estrés del trabajo quedaba también abordado… Fue en este momento en el que fuimos un paso más allá… ¿Había habido algún cambio en su vida antes de los mareos? La respuesta no creáis que salió a la primera… Costó que exteriorizara que le habían puesto gafas progresivas que solamente se ponía en casa para ir probándolas… por lo que ni el médico de cabecera ni el otorrino, ni yo mismo en una primera instancia, nos dimos cuenta, ya que en consulta se presentaba sin ellas. Una vez lo identificamos lo solventamos.

Lo que quiero decir con esto es que quizás los profesionales de la salud que tratemos al paciente se nos pueda pasar algo, es por ello que cuando acudáis a nosotros, preguntéis e informéis de todo, aunque creáis que es absurdo, ya que cualquier información nos ayudará a entender el motivo y poner las herramientas necesarias para solucionarlo.

Considero que aquí el fisioterapeuta debe tener claras sus limitaciones. Nuestro trabajo se limitará a la afectación mecánica/física. La situación que estás viviendo puede provocar tensiones que liberaremos en consulta, pero trabajar junto con un psicólogo ayudará a no mantener esta situación de mareos en el tiempo, ya que dará herramientas para que puedas superar estos baches.

Carlos Maestro Lara - Graduado en Fisioterapia - Fisioterapeuta consultor de Advance Medical

Comentarios