Liposucción de abdomen

La liposucción de abdomen es un procedimiento quirúrgico en el cual se utilizan cánulas de diferentes tamaños para aspirar la grasa mediante presión, conectadas a un aspirador (liposuctor).

Liposucción de abdomen

La liposucción de abdomen es un procedmiento que puede realizarse bajo anestesia local, o general, dependiendo de las zonas del abdomen a tratar, aunque se recomienda realizarlo en un ambiente quirurgico estéril, bajo anestesia general. Al finalizar el procedimiento, se produce una adaptacion de la piel al nuevo contorno corporal. Hay que tener en cuenta que no es una técnica que produzca la mejora de hundimientos a causa de la celulitis, ni tampoco elimina las estrías.

A quiénes se aconseja la liposucción de abdomen

Debe realizarse en pacientes que mantengan un peso estable, en los cuales existan zonas con grasa depositada que no respondan a la dieta y el ejercicio. Siempre recomendamos a los pacientes que, tras realizar el procedimiento, contribuyan a mantener los resultados con una dieta variada controlada por un nutricionista para que la pérdida de peso posterior a la cirugía sea progresiva y no abrupta, para evitar el famoso “rebote”.

Alimentacion equilibrada

A quiénes no

Se recomienda no realizar este procedimiento en pacientes con patologías cardiacas, hipertensión arterial y diabetes descompensada, cáncer, enfermedades coagulopáticas, enfermedades renales o ateromatosis.

Precauciones

Antes de realizar el procedimiento, cada paciente debe ser evaluado de forma individual. Puede presentar como complicacion la presencia de morados, seromas, infecciones y anormalidades en la silueta (debido a una extracción de grasa dispareja), y en ultima instancia, embolia grasa. Dos semanas antes del procedimiento deben suspenderse los AINES y anticoagulantes.

La efectividad del tratamiento implica un porcentaje mínimo de grasa en la pared del abdomen a aspirar, ya que de otro modo quedará piel en exceso que no se recolocará naturalmente en su sitio.

¿Cómo es la técnica quirúrgica de la liposucción de abdomen?

Actualmente existen cuatro tipos de liposuccion de abdomen que pueden llevarse a cabo: la liposucción tumescente o tradicional, la liposuccion asitida por ultrasonido, la liposucción asistida por láser, y la liposucción propulsada.

La aplicación móvil RadarCOVID ya está disponibles en algunas comunidades autónomas.

Saber más >

  • La liposucción tradicional o tumescente consiste en eliminar la grasa a través de pequeñas incisiones, usando cánulas atraumáticas y de punta roma. Las cánulas están conectadas a un sistema de presión negativa cerrado, que permite la aspiración de la grasa. Al finalizar el procedimiento, se debe colocar una faja que el paciente mantendrá durante un primer mes de forma obligatoria. Se realiza a niveles de grasa profunda.
  • La liposucción láser utiliza una cánula de menor tamaño, adosada a un láser, que permite licuar la grasa mediante la aplicación de calor y aspirarla. Se utiliza para tratar zonas pequeñas, en combinacion con la liposuccion tradicional.
  • La liposucción por ultrasonido o VASER, utiliza ondas de ultrasonido a diferentes niveles, para generar una destruccion grasa, en zonas donde la liposuccion convencional no es efectiva, aunque puede realizarse tambien en grandes zonas. Utiliza cánulas de menor diámetro (2,9 mm).
  • La liposucción por vibración utiliza una cánula con movimientos hacia adelante y atras, generando con esta vibración una mayor eliminación grasa con mayor precisión, en especial en áreas más pequeñas, como los brazos, las rodillas o los tobillos.
  • Existe actualmente un tipo de liposucción HD de marcaje, donde se modela la grasa con marcaje de la silueta abdominal en detalle, para un mejor efecto visual.

Cuidados posteriores

El edema inmediato se irá reduciendo a las pocas semanas, y progresará hasta el año. No se deben realizar ejercicios físicos importantes inmediatamente después de la intervención. Siempre recomiendo a mis pacientes que empiecen a las tres o cuatro semanas posteriores a la cirugía con masajes de drenaje linfático, y reafirmantes, para lograr un mejor efecto todavía, asociado a una dieta sana y equilibrada que ayude a mantener los efectos alcanzados con esta técnica.

Tal y como comentamos en el artículo sobre dismorfofobia, hay que tener mucho cuidado con las operaciones de cirugía estética, puesto que una vez hayamos realizado este tratamiento, podemos encontrar otro 'defecto' al cual queramos ponerle remedio con otra cirugía, lo que provoca una seria adicción a las operaciones de estética. Por eso, tal como hablamos en otras ocasiones, lo importante es aceptar nuestro cuerpo y hacer cambios en nuestros hábitos (alimentación y ejercicio físico) para sentirnos más sanos y mas a gusto con nuestro cuerpo.

En el DKV Club encontrarás servicios de medicina estética y podrás acceder a descuentos para realizar una liposucción de abdomen a un precio inferior a mercado solo por ser cliente de DKV.

Comentarios


También te puede gustar...

Miniatura
Cómo saber si un huevo está malo
aceite de oliva
Cocinar con aceite de oliva o de girasol
Inmunidad celular
Inmunidad celular frente a una reinfección por coronavirus