Dejar de fumar en verano

El verano suele ser el momento elegido para intentar dejar de fumar. Fuera de la rutina, estamos más relajados y tranquilos, y son esos momentos en los que aprovechamos para afrontar retos que debido al estrés del día a día, no afrontaríamos.

Miniatura

5 consejos para dejar de fumar este verano

Antes de plantearnos el reto es importante tomar conciencia. Cambiar un hábito con el que llevamos años no es fácil. Así que te proponemos unas pautas para que te sea más fácil conseguir tu objetivo.

1.    Mentalízate

Este punto es el más importante, tómate el tiempo que necesites pero cuando tomes la decisión, ya no hay vuelta atrás. El tema es serio, así que, elige el día en el que empezarás y a partir de ahí, a por todas.

2.    Busca apoyo

Dejar de fumar no es tarea fácil, generalmente no se consigue a la primera y son necesarios varios intentos, por lo que encontrar el apoyo en familia o amigos es  imprescindible. Además, ten en cuenta que si necesitas una ayuda extra, hay farmacias o centros que ofrecen tratamientos de deshabituación tabáquica así como apoyo psicológico o refuerzo farmacológico.

3.    Objetivos a corto plazo

La guerra se gana día a día. Ponerse metas pequeñas y realistas te hará sentir mejor, más satisfecho sabiendo que al acabar la jornada, estarás un poco más cerca de tu objetivo. Además, puedes recompensarte dándote algún capricho que reforzará tu conducta. Piensa que proponerse algo para siempre, es muy complicado y los profesionales recomiendan hacerlo poco a poco, así que, pasito a pasito. 

4.    Evitar pensar

Al abandonar un hábito, puede provocar, sobre todo al principio que estemos pensando continuamente en eso. Empezar un hobby es muy recomendable, coger la bici, ir a correr, un poco de deporte siempre es preferible. Despejarás la mente, te distraerás y al fin, estarás evitando pensar en el tabaco continuamente.

5.    Intenta cambiar tus hábitos

Identificar los hábitos con los que asociamos el tabaco es vital. Es importante darse cuenta que el consumo de tabaco está ligado a costumbres. Evitar situaciones como aquel cigarrillo durante el café de la mañana, el de después de comer, o cuando estamos con amigos, es clave para no generar más estrés del que ya causa la deshabituación. Identificar esos momentos hará más fácil superar la necesidad mental al tabaco.

Sigues estos pequeños consejos y seguro que te ayudarán a lograrlo. Aunque es un camino difícil, la recompensa vale la pena.

 

Etiquetas: Tabaco