Con los cambios de estación y de temperatura, nuestro cuerpo tiene que adaptarse constantemente, moldearse a las diferentes condiciones cada x meses. Hablamos de la lluvia, la humedad, el frío, el viento, los cambios bruscos de temperatura en un mismo día… Todo eso afecta a nuestro cuerpo y mente, así como a la salud de nuestra piel en invierno.

La piel responde ante estos cambios, se pone morena con el sol, se vuelve más pálida con las bajas temperatura, se tensa, sentimos que “se corta”, se reseca… Son diferentes las consecuencias que tienen los cambios de temperatura en la dermis. Además, aunque en invierno no se tome tanto el sol, si vas a disfrutar de unos días en la montaña, ten en cuenta que los rayos del sol inciden más debido a la altura y debes proteger tu piel con crema solar, incluso aunque esté nublado.

Deporte

Equipo médico DKV

Miniatura

¿Conoces bien la función de los termómetros? Queremos contarte todo sobre los termómetros digitales y analógicos para que puedas darles un uso útil y seguro.
Leer más

Consejos para cuidar la piel en invierno

Para que estos cambios no sean tan bruscos y poder controlarlos un poco, puedes seguir estos consejos y llevarlos a cabo en tu día a día:

  • Por mucho que te apetezca en pleno invierno, no te duches ni laves la cara con agua muy caliente, hace que se deshidrate y reseca la piel.
  • Sécate muy bien después de bañarte o lavarte.
  • Utiliza productos suaves, con ph neutro, que contribuyan al cuidado de tu piel en invierno. Si tienes la piel atópica, utiliza cremas específicas para evitar el picor en la piel.
  • Utiliza productos específicos para el cuidado de tu cara. No es lo mismo la piel de las piernas y brazos que la piel de la cara, que es mucho más sensible, utiliza productos específicos para ello.
  • Hidrata tu piel constantemente. Lo mejor es hidratarla cada día antes de irte a la cama, además de echarte la crema después de la ducha. También puedes utilizar aceite de almendras que nutre en profundidad.
  • Cuidado con el exfoliante. Está bien utilizarlo de vez en cuando para hacer una limpieza profunda, pero no lo utilices cada día porque te resecará la piel.
  • No te olvides del cuidado exclusivo de los labios con bálsamos hidratantes, especialmente con el frío.
  • Y cuida tus manos también de una forma especial, puesto que están todo el día al aire, sujetos a todos los cambios y se resecan con más facilidad.

Y si quieres invertir tiempo en ti misma/o aprovecha cuando tengas ratos libres y hazte tratamientos caseros. Ponte una mascarilla facial para hidratar bien el rostro, busca alguna crema específica para el cuidado de las piernas y/o los pies… ¡Lo que te sea más cómodo! ¡Ah! También sería ideal que buscases una rutina diurna y nocturna para ese cuidado de la piel en invierno, notarás la diferencia y te sentirás más cuidada/o que nunca.

¡GUÍA GRATUITA!: ¿Qué tipo de protector solar necesito según mi piel?

En DKV Club Salud y Bienestar colaboramos con Salunatur, una parafarmacia online en la que tienes un descuento del 15% en todos los productos gracias a formar parte del Club. ¿Cómo? Entra aquí estando registrado, copia el código y añádelo en el registro de la página Salunatur. Ya verás todos los productos con el descuento aplicado. Cuídate con productos de la mejor calidad.