Cuidados del cabello para el verano

El sol, la sal del mar y el cloro de la piscina son algunos de los grandes enemigos de nuestro pelo en verano. Lo resecan y estropean hasta límites que provocan su caída, su ruptura y su textura encrespada. A continuación te planteamos una serie de consejos que te ayudarán a cuidar de tu cabello en estas vacaciones.

Miniatura

Al pelo, como a la piel, hay que protegerlo de los rayos UVA y UVB con cremas o aceites protectores. Para la playa o la piscina es mejor llevar el pelo recogido en una coleta o en una trenza. De este modo evitaremos que los cabellos se enreden y ayudaremos a mantener los cuidados que les hayamos dado antes de salir. Debes tener en cuenta numerosos cuidados del cabello.

Al cabello hay que mimarlo antes y después de la exposición al sol, al mar y a la piscina. Por ello utilizaremos productos que se encarguen de protegerlo durante todo el día.

Miniatura

 

Consejos para cuidar nuestro cabello en verano

Algunas de las pautas que podemos seguir son las siguientes:

  • Aplicar una crema suavizante para peinar e hidratar el pelo al salir de la ducha. Esto evitará que tanto el cloro como la sal del mar continúen dañando el pelo, aún fuera del agua.
  • También se puede restaurar el pelo del daño del verano aplicando un producto de hidratación profunda como las ampollas, envolverlo con una toalla y enjuagar. Este proceso debe hacerse cada 3 o 4 días.
  • Quincenalmente, aplica una mascarilla natural hecha con ingredientes que podemos encontrar en nuestras casas.
  • Los champús que contienen gel de aloe vera están especialmente indicados para hidratar el cabello y devolverle brillo y flexibilidad.
  • Las coloraciones claras hay que evitarlas en los meses anteriores al periodo estival ya que con el sol los colores se modifican y puede quedarnos un tono distorsionado del que teníamos y no deseado.
  • No excederse con el secador. Aprovecha ahora que es verano para dejar secar tu pelo al aire. El pelo es muy sensible a las altas temperaturas y si utilizamos este tipo de utensilios, así como las planchas, podemos incrementar el daño.
  • Para evitar quemarnos el cuero cabelludo, lo mejor es no ponerse la raya en medio, podemos llevar el pelo hacia detrás en su lugar.
  • Cuando decidamos recoger nuestro pelo, es mejor que lo hagamos con horquillas o pinzas, incluso con coletas de tela, ya que ellas ayudan a retirar el pelo de la cara sin quebrarlo.
  • Además, recuerda que una dieta equilibrada y rica en proteína dará a nuestro pelo lo que necesita.

Y si nuestro cabello está realmente dañado o notamos que se nos cae, y lo que queremos es un resultado más profesional, la técnica de la hidrocauterización es otra opción. Es un tratamiento que sella las cutículas de cada fibra de pelo y lo acaba restaurando profundamente. Con la hidrocauterización se consigue brillo, suavidad, vitalidad y salud capilar.