Cuida de tus pies en verano

Son una de las partes más importantes que usamos cada día. Aprende cómo cuidarlos conociéndolos más.

Miniatura

Seguramente los pies son la parte del cuerpo que menos cuidamos y menos caso le hacemos, pero sin ellos estaríamos perdidos, son la base de nuestro día a día. Por este motivo, da igual la época del año en que estemos, siempre debemos prestarles atención, ser cuidadosos con ellos y saber si la postura en la que caminamos es correcta porque puede acabar repercutiendo en algún dolor en el resto del cuerpo.

  1. Problemas
  2. ¿Cómo solucionarlos?
  3. Recomendaciones
  4. Curiosidades

Principales problemas en los pies

Uno de los problemas más comunes que tenemos en los pies son las durezas o los callos. Acostumbran a salir por la zona del talón o del antepié y aparecen porque son zonas que con una presión externa o roce desplazan las capas de la piel. Esto produce molestias y puede ir acompañado de otras lesiones de mayor dureza.

Pero los callos no es el único problema que podemos tener en los pies, hay las molestas verrugas (papiloma). Se trata de pequeños tumores benignos que se contagian de manera directa cuando el virus entra en contacto con algún corte que tengamos.

¿Cómo evitarlo y solucionarlo?

Lo más importante es, en casa, usar piedra pómez para eliminar las durezas o los callos si estos no son muy grandes o molestos. En caso que no lo solucione ya se debe acudir al podólogo para que lo hagan de forma profesional.

Los tratamientos de quiropodia son la solución más adecuada a estos problemas. Normalmente el podólogo te deslamina la zona y te elimina las capas de queratina, aunque en ocasiones se necesita extirpar con alguna cirugía. Además te explicará qué medidas debes tomar para evitar que estas dolencias vuelvan a suceder, te informará sobre qué tipo de calzado es el más adecuado para ti o te puede recomendar que te realices un estudio para saber qué tipo de plantillas es necesario llevar.

Recomendaciones

Os damos una serie de recomendaciones para el cuidado de los pies:

  • Lo mejor es llevar un calzado cómodo de tu talla que no te apriete y que sea transpirable. Si sueles usar tacones se recomienda que sean bajos, y en caso de utilizar calzado que precise de calcetines, si son de algodón es mucho mejor.
  • Después de ducharte se deben secar los pies de forma adecuada, aplicarte crema hidratante, y dejarlos al aire libre unos cuantos minutos para evitar que aparezcan hongos.
  • No se recomienda andar descalzo por lugares públicos o por dentro de casa, pero sí que es bueno para la circulación hacerlo por la arena o el césped, incluso algunas veces depende de la superficie puede provocar una sensación masajeadora.

Curiosidades que no sabias

Os presentamos algunas curiosidades sobre los pies:

  • El pie y el tobillo contienen 26 huesos, 33 articulaciones y más 100 músculos. Contando los huesos de los dos pies son una ¼ de todos los huesos que tenemos en el cuerpo.
  • Los pies tienen 250.000 glándulas sudoríparas que en un día pueden soltar ¼ de litro de humedad.
  • La planta de los pies contiene más terminaciones nerviosas por centímetro cuadrado que cualquier otra parte del cuerpo, por eso la piel es más gruesa.
  • Durante el día se hacen un promedio de entre 8.000 y 10.000 pasos, si sumamos todos los pasos mientras vivimos pueden llegar a ser 185.074 kilómetros, que equivalen a 4 vueltas al planeta.
  • Los pies reflejan tu estado de salud general, pueden ser los primeros en mostrar síntomas de artritis, diabetes o de trastornos circulatorios.
  • Los dedos de los pies aunque son pequeños son bastante fuertes. Cada vez que levantamos el talón al caminar los dedos son los encargados de soportar la mitad de nuestro peso corporal.