Consejos para dormir bien

Un buen descanso es fundamental para nuestra salud. Unos simples consejos nos pueden ayudarnos a mejorar la calidad de nuestro sueño.

Miniatura

Junto con el ejercicio y la alimentación, el descanso es una de las piezas clave para nuestra salud. A la hora de tener un buen descanso, es importante tener en cuenta la cantidad y la calidad del sueño. Teniendo en cuenta una serie de factores, podemos dormir más y mejor.

Aunque hay muchas teorías y estudios sobre cuántas horas hay que dormir, parece que hay un consenso en establecer un mínimo de 7-8 horas de sueño al día. Esto hay que tenerlo en cuenta para irnos a la cama a la hora adecuada y, evitar distracciones como utilizar antes el ordenador o el smartphone.

Si nos cuesta concilicar el sueño es importante hacer una rutina relajante antes de ir a la cama: tomar un baño relajante, cepillarnos el pelo, leer un libro, escuchar música tranquila. Todo vale para irnos a la cama relajados, conciliar lo antes posible el sueño y dormir bien.

No entrenar justo antes de ir a la cama. Sobre todo si el entrenamiento es muy intenso. Una actividad física de baja intensidad ayudará a conciliar el sueño, pero cuando se haga unas 2 horas o más antes de irnos a la cama. Si ese día nos hemos machacado mucho, mejor que sea 4-5 horas antes de irnos a dormir, si no la fatiga dificultará el descanso.

Igual pasa con la comida, no es recomendable acabar de comer e irse a la cama inmediatamente. El estómago necesita sangre y si nos dormimos, todo el cuerpo se relajará y la digestión se hará más pesada. Por no hablar de las cenas pesadas, todo un incordio para coger el sueño. Lo ideal es comer de manera ligera 2-3 horas antes de irnos a la cama.

Y por último toca hablar de la cama y la almohada. Vale le pena gastarse algo de dinero para mejorar la calidad de nuestro descanso, al fin y al cabo esto se traduce en mejorar nuestra calidad de vida y esto no tiene precio. Revisa la calidad de tu colchón y almohada y cámbialos cada 7-10 años.

Imagen | RelaxionMusic

Etiquetas: Sueño