Cómo cuidar tu vista en verano

Llega el verano y lo que más apetece es disfrutar de tiempo libre y el buen clima, pero… ¿cuidas bien tus ojos del sol?

Gafas-de-sol

Cuando se acerca el verano somos conscientes de que una de las cosas que debemos tener más en cuenta es cuidarnos la piel, utilizar crema protectora para el cuerpo, para la cara e incluso muchas veces utilizamos cremas para evitar que se dañe el pelo, pero es cierto que muchas veces te olvidas de cuidar tu vista, ¡y es muy importante!

GUÍA GRATUITA: hábitos saludables para ti. ¡Click aquí!

Lesiones oculares producidas por la exposición al sol

Una radiación ultravioleta puede causar en muchas ocasiones una mala visión que incluso empeora con la vejez. Una mala exposición al sol puede causar enfermedades oculares como las cataratas o degeneración macular.

A continuación te explicamos con más detalle las lesiones oculares más comunes que puedes sufrir tras una larga exposición al sol sin tomar las precauciones precisas.

  • Pterigion: se produce cuando una exposición prolongada a la radiación solar que produce un crecimiento del tejido hacia la córnea produciendo irritación y una sensación molesta de tener un cuerpo extraño dentro del ojo. Con el tiempo puede derivar en una pérdida de la visión. El tratamiento es la cirugía.
  • Fotoqueratitis: se produce una inflamación de la córnea tras la exposición prolongada a rayos UVA y UVB. La persona sufre dolor en la zona junto con la sensación de tener arenilla en el ojo, hipersensibilidad a la luz y visión borrosa.
  • Fotoconjuntivitis: Como la anterior dolencia, existe la sensación de arena dentro del ojo producida por la inflamación de la conjuntiva. Todo esto deriva en un exceso de lágrima.
  • Cataratas: la larga exposición al sol sin ningún tipo de protección aumenta el riesgo de padecer cataratas en una edad más temprana con la consecuencia de la pérdida de agudeza visual.
  • Retinopatías y degeneración macular: al igual que en el anterior caso, la exposición prolongada al sol aumenta el riesgo de padecerlas. Estas dolencias producen una pérdida de visión en algunos casos irreversible.

Consejos para cuidar tu vista en verano

Es por eso que desde el DKV Club Salud y Bienestar os damos algunos tips para cuidar tu vista del sol.

  • Presta atención a la hora de elegir tus gafas de sol fijándote en si están etiquetadas con UV400. Esta etiqueta indica una mejor protección, puesto que ayudan a proteger los ojos de los rayos ultravioleta (UV). Puedes aprovechar ofertas como ésta del club para conseguir unas buenas gafas de sol.
  • Si llevas lentillas ten en cuenta que es recomendable que tengan un filtro de bloqueo de los rayos UV, cosa que proporciona una protección adicional en todo el ojo.
  • Ten en cuenta que la luz que refleja también puede ser perjudicial para tu salud ocular, y no sólo la que refleja sobre la arena o el agua, también el reflejo del sol en la nieve puede hacerte daño. Así que… ¡vigila todas las épocas del año!
  • ¿A qué hora del día prefieres tomar el sol en verano? El sol es más fuerte entre las 12 y las 14 horas de la tarde, pero es cierto que causa más daño durante media mañana y las primeras horas de la tarde.
  • Aunque el sol no sea muy fuerte, toma precauciones y protege tus ojos incluso los días nublados. Recuerda que los rayos UV no desaparecen aunque un día el sol no sea muy fuerte, por eso debes protegerte todos los días sin importar el clima.

Puedes utilizar un sombrero para aumentar la protección en los ojos y además protegerás tu cuero cabelludo, la cara e incluso parte del pecho. ¡Toda protección es buena!

Así que recuerda, disfruta del verano, ve a la playa, a la piscina, toma el sol, diviértete, pero protege siempre cada parte de tu cuerpo y de tu rostro. ¡Divertirse también es cuidarse!

Desde el DKV Club Salud y Bienestar te ayudamos a cuidarte y a sentirte mejor.