Claves para mejorar la calidad del sueño

Un buen descanso es fundamental para mantener una vida sana. Hay hábitos que te ayudaran a mejorar la calidad de tu sueño. Descúbrelos.

Miniatura

De forma frecuente, y equivocada, se suele pensar que dormir es igual que descansar. Igualmente, conviene remarcar que la calidad del sueño debe ser buena. Para ello resulta interesante conocer los diferentes factores que van a influir en un buen hábito y conducta del sueño. Unas pautas correctas de alimentación y de estilo de vida ayudan a garantizar un buen hábito de sueño también.

  1. Factores que condicionan nuestra conducta al dormir
  2. Calidad del sueño ¿cómo mejorarla?

Algunos de los factores que condicionan nuestra conducta al dormir son:

  • La actividad física diaria: conviene realizarla durante el día y evitar el momento previo a acostarse para realizarla para dormir bien.
  • El horario de rutina habitual: conviene seguir unos horarios similares.
  • La ingesta de comida y bebida: se deben evitar bebidas excitantes que contienen cafeína o teína y comidas copiosas previamente a ir a acostarse.
  • La edad y el sexo: con la edad perdemos calidad del sueño y, por lo general, las mujeres duermen peor que los hombres.
  • El consumo de fármacos o medicamentos puede activarnos e interferir en el sueño, provocando insomnio.

Calidad del sueño ¿Cómo mejorarla?

En muchas ocasiones, basta con seguir unos prácticos consejos para garantizar que nuestro sueño será de buena calidad. A continuación, detallamos algunos consejos para la higiene del sueño:

Miniatura
  • Procurar irse a la cama únicamente cuando se sienta sueño.
  • Levantarse y acostarse a la misma hora.
  • No alargar el tiempo en la cama y permanecer lo suficiente y necesario.
  • Evitar que las siestas no superen los 20 minutos o, incluso, no realizarlas.
  • Procurar no mirar la televisión o comer en la cama. La cama es para dormir.
  • Practicar algún ejercicio de relajación antes de acostarse.
  • Darse un baño de agua caliente para aumentar la relajación.
  • Huir de actividades estresantes antes de acostarse.
  • Mantener las condiciones ambientales óptimas y favorecedoras para el sueño: buena ventilación, luz tenue o apagada, sin ruido…
  • No usar dispositivos tecnológicos tipo móviles, tabletas, etc. antes de ir a dormir.
  • Dejar un tiempo prudencial desde la cena hasta la hora de acostarse.
  • Evitar cenas copiosas, ricas en azúcares, grasas o con mucho líquido, pues pueden interferir en el sueño por malas digestiones, ganas de ir al baño…
  • No acostarse con hambre, sed ni con sensación de tener que ir al baño.
  • Tener en cuenta que la cafeína y la nicotina son estimulantes que interfieren con un sueño adecuado.

Andrea Arroyo - Especialista en psicología de la salud y la nutrición - Psicóloga y nutricionista consultora en Advance Medical

Etiquetas: Sueño