Cirugía refractiva para solucionar problemas visuales

La cirugía refractiva sirve para solucionar problemas visuales como la miopía. Descubre si eres apto para este tipo de cirugía y sus beneficios.

Miniatura

Hay problemas de la salud visual como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo que pueden suponer un trastorno para la persona que los sufre. Todos estos problemas se pueden solucionar a través de la cirugía refractiva, una operación que el club de salud nos presenta como hizo hace unas semanas con la blefaroplastia y la rinoplastia.

  1. Problemas de vista
  2. ¿Qué hacer en casos de presentar problemas de vista como los descritos anteriormente?
  3. ¿Qué es la cirugía refractiva?
  4. ¿Quién puede hacérsela?
  5. Beneficios de esta operación
  6. Despídete de tus gafas graduadas

¿Qué tipo de problemas en la vista se me pueden manifestar?

  • Problemas para ver a lo lejos, es decir, miopía. Notas que no puedes ver con nitidez los objetos o paisajes lejanos.
  • Problemas para ver de cerca, es decir, hipermetropía. En este caso te es difícil enfocar los objetos que tienes más cerca.
  • Puedes tener astigmatismo, un problema que se produce cuando la córnea no presenta la misma curvatura en todas sus zonas, provocando dificultades en la visión de cercas y de lejos.
  • Dificultades para ver bien de noche, también conocida como nictalopía. En este caso conviene acudir al especialista y ser más prudente en la conducción nocturna de vehículos.
  • Síndrome de los ojos secos, una causa común de irritación ocular.
  • Fatiga visual o vista cansada, consecuencia de la edad o a raíz de estar mirando una pantalla demasiado tiempo.
  • Incluso se pueden manifestar dolores de cabeza a causa de las dificultades en la visión, al forzar la vista o no ver con nitidez. En los niños que refieren cefalea durante el periodo escolar se debe valorar si presentan alguna dificultad para ver con nitidez en clase.

¿Qué hacer en casos de presentar problemas de vista como los descritos anteriormente?

Lo primero es visitar a un especialista para detectar cual es el problema y cuál es la mejor solución, así sea empezar a utilizar gafas, lentillas, o si se trata de un problema médico más grave, pasar a otro tipo de soluciones.

Ante los problemas más comunes, como son la miopía, hipermetropía o astigmatismo, una solución más allá de las gafas y/o las lentillas, es la cirugía refractiva. Se trata de un método muy práctico para mejorar o corregir la visión, y consiste, en algunos casos, en ajustar la capacidad de enfoque del ojo moldeando la córnea vía láser, o en otros casos, en la implantación de una lente dentro del ojo.

Eso sí, antes de recurrir a una cirugía refractiva es importante saber que el defecto refractivo debe llevar estabilizado unos dos años, especialmente en el caso de ser miope. Se tratan de indicaciones que el especialista debe darte antes de pasar a la acción.

¿Qué es la cirugía refractiva?

Son aquellas técnicas que están destinadas a solucionar los defectos de la visión como son miopía, hipermetropía o astigmatismo.

El Lasik es la técnica más conocida. Consiste en un rayo láser que moldea la córnea para solucionar el problema visual. Una vez que sabemos lo que es, debemos conocer a quién va dirigida y los beneficios y contraindicaciones que tiene.

¿Quién puede hacerse cirugía refractiva?

La cirugía refractiva es una técnica novedosa que no está recomendada para todo el mundo. Varios son los requisitos que deben cumplir los pacientes que se quieran operar de miopía, hipermetropía o astigmatismo:

  • Grado de miopía o hipermetropía:
    • Las personas que se quieran realizar cirugía refractica deben tener un grado de miopía inferior a 10 dioptrías y si tiene hipermetropía, debe ser inferior a 6.
  • Estado de salud:
    • La cirugía refractiva está indicada para personas sanas. No se la deben realizar personas que tienen enfermedades del colágeno como el lupus, personas con sida, diabetes o enfermedades autoinmunes.
  • Medicamentos:
    • No se podrán realizar la cirugía refractiva aquellas personas que toman medicación que modifican su visión o dificultan la cicatrización. Tampoco aquellas que están tomando esteroides.
  • Edad:
    • Hasta los 20 años el grado de miopía o hipermetropía puede variar. Hasta esa edad, no es recomendable realizarse la cirugía refractiva.

Beneficios de la cirugía refractiva

La cirugía refractiva está de moda. Es una intervención de corrección de defectos visuales que cada vez se realiza más gente porque tiene numerosos beneficios.

  1. Es una cirugía que no necesita que el paciente sea hospitalizado.
  2. No es necesario utilizar anestesia general para la realización de esta operación.
  3. La cirugía refractiva es una operación muy sencilla que se realiza en 20 minutos por cada ojo.
  4. La persona que se opera mediante cirugía refractiva podrá realizar vida normal al día siguiente de pasar por el quirófano.

Despídete de tus gafas graduadas con DKV Club de Salud

El DKV Club Salud y Bienestar te ofrece la posibilidad de acabar con tus problemas de vista con la cirugía refractiva. Olvídate de gafas y lentillas para siempre con esta intervención quirúrgica en la que se reducen y eliminan defectos como la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

El tratamiento es indoloro y se pueden operar los dos ojos en la misma sesión. El método más utilizado para eliminar las imperfecciones en la vista es el denominado LASIK, que utiliza el láser para moldear la córnea. Tras la intervención mejorará ampliamente la visión del paciente, disminuyendo o eliminando por completo el uso de gafas o lentes de contacto.

Si quieres obtener el descuento en el servicio de cirugía refractiva entra en la web del DKV Club e inicia sesión, o llamar al 976 506 010, y obtendrás el bono reserva. Después reserva cita y empieza el procedimiento que incluye una valoración del cirujano para saber cuál es la mejor solución en cada caso.

  

Equipo medico DKV

Artículo revisado por Equipo médico DKV

Director médico de e-Salud y Comunicación

Los artículos elaborados por DKV Seguros han sido contrastados y aprobados por profesionales médicos de la compañía. Dr. Ferran L. Tognetta, Director médico de e-Salud y Comunicación, es el encargado de revisar la información médica que se publica en el blog Quiero Cuidarme DKV.

Más sobre Ferran Tognetta >

LinkedinTwitter

Comentarios