Cataratas en los ojos

Las cataratas en los ojos se manifiestan con la pérdida de transparencia y elasticidad del cristalino, que produce una disminución de visión progresiva e indolora de la agudeza visual a la que el individuo se adapta gradualmente.

Cataratas en los ojos

Para comprender el concepto de cataratas en los ojos debemos introducir previamente el del cristalino.

¿Qué es el cristalino?

El cristalino es una lente natural del ojo de forma biconvexa con una alta concentración de proteínas. Es transparente y elástica. No está vascularizada y se ubica detrás de la pupila. Nos permite enfocar los objetos situados a diferentes distancias mediante la modificación de su curvatura (se llama acomodación). Con el paso de los años pierde la transparencia y aparecen zonas de pérdida de nitidez u opacificación que, si está localizada en el centro del eje visual, produce una disminución de la visión y la formación de la catarata que supone la principal causa de ceguera en el mundo.

Asimismo, el envejecimiento afecta a su contenido proteico ocasionando una pérdida de su permeabilidad y un endurecimiento que repercutirá en su capacidad de acomodación, que llamaremos presbicia (más conocida como vista cansada), presente en la mayoría de la población de más de 50 años. Supone el uso de lentes para visión cercana o el alejamiento de los objetos para facilitar su enfoque.

Causas de las cataratas en los ojos

La catarata puede aparecer a cualquier edad, siendo la senil, con diferencia, la más frecuente. Mencionaremos la catarata congénita por ser una causa frecuente de ceguera infantil y se asocia a una infección materna durante el primer trimestre del embarazo (normalmente se detecta porque el niño tiene una gran opacidad corneal).

Existen múltiples causas de cataratas en los ojos entre las que destacan las traumáticas, las metabólicas (diabetes, problemas de tiroides…), las medicamentosas (tratamientos prolongados de corticoides a dosis altas), etc.

¿Qué síntomas deben hacernos sospechar de la presencia de cataratas en los ojos?

Como consecuencia de la pérdida de transparencia y elasticidad del cristalino se produce una disminución de visión progresiva e indolora de la agudeza visual a la uno se adapta gradualmente. Puede acompañarse de otros síntomas como destellos, halos, visión borrosa, hipersensibilidad a la luz (deslumbramiento nocturno o diurno), apreciación de colores con menor intensidad, visión doble, etc.

Cómo se tratan las cataratas en los ojos

La evolución es a la pérdida progresiva de visión hasta que el individuo presenta dificultad para enfocar o para realizar su actividad habitual. El tratamiento definitivo es la cirugía. La intervención quirúrgica consiste en la extracción del cristalino opacificado y la implantación de una lente intraocular que permita enfocar correctamente. Es necesario una exploración minuciosa por parte del oftalmólogo para determinar el tipo de lente más adecuado para cada paciente.

El procedimiento quirúrgico empleado recibe el nombre de faquectomía (facos significa cristalino y faquectomía sería la extracción del cristalino). Consiste en la sustitución del cristalino opaco mediante la implantación de una lente intraocular artificial (puede ser de silicona o acrílica). Se realiza bajo anestesia local y de forma ambulatoria. El paciente no tendrá que hacer suspensión cautelar de su medicación antiagregante o anticoagulante y podrá volver a domicilio pasadas unas horas. Tan sólo deberá tener unas precauciones como evitar esfuerzos o movimientos bruscos, así como los productos de cosmética facial que pudieran suponer un foco de infección. El paciente sometido a esta cirugía y portador de lente intraocular se llamará pseudofáquico (posee una lente artificial en lugar de cristalino).

Técnicas quirúrgicas

Existen diferentes técnicas quirúrgicas para tratar las cataratas en los ojos. Una de las más sofisticadas es la llamada técnica de facoemulsificación. Consiste en un procedimiento menos agresivo basado en la fragmentación y aspiración de la opacidad del cristalino sin su eliminación completa. No obstante, se opta, al igual que en las otras técnicas, por la colocación de una lente intraocular sintética para optimizar la agudeza visual.

El objetivo principal de la cirugía de cataratas persigue la mejoría de la función visual. Existen pacientes que dejan de usar gafas tras ser operados. Asimismo, evidencian un gran cambio en la calidad de vida. No sólo mejorará su visión sino también apreciarán mucho mejor la intensidad de los colores y tendrán una mejor sensibilidad a los contrastes de los mismos. En muchas ocasiones, cuando el paciente es sometido a la cirugía y aprecia la nitidez de su nueva visión es cuando se percata de la deficiencia visual que tenía previa a la cirugía y a la que se había ido acomodando con el paso del tiempo.

Artículo de Ana García

Odontóloga

Especialista en Odontología – Médico consultor de Advance Medical

Más sobre Ana >
 

Comentarios