Vitamina D y salud ósea en los niños

Relacionamos calcio y salud ósea, pero la vitamina D es la encargada de que la absorción de este mineral sea correcta. ¿Qué hacemos entonces?

Miniatura

Si algo se ha repetido durante años hasta la saciedad es que los niños deben tomar muchos alimentos ricos en calcio para asegurarse una buena salud ósea y un óptimo crecimiento. Investigaciones científicas realizadas por Feskanisch y colaboradores publicado en JAMA Pediatrics muestran que no existe una mayor prevención de fracturas óseas por un consumo mayor de calcio, por lo que no por tomar más, nuestros huesos estarán mejor. Cierto es que el calcio es el mineral más abundante en el hueso y es un nutriente esencial para su formación y mantenimiento por lo que es realmente necesario en la infancia y en la adolescencia. Entonces, ¿dónde parece estar el problema? En la relación entre calcio y vitamina D.

  1. Importancia
  2. Medidas para obtenerla
  3. ¿Por qué tenemos déficit?

Importancia de la vitamina D

Varios son los estudios que muestran que la mayoría de los niños no están recibiendo las cantidades suficientes de vitamina D. En nuestro país en concreto la Sociedad Española de Investigación Ósea y metabolismo Mineral (SEIOMM) apunta que el 30% de los jóvenes españoles no alcanza los niveles óptimos de vitamina D, y si los valores no son adecuados, la absorción de calcio no será correcta, aun consumiendo las cantidades adecuadas de calcio.

La American Academy of Pediatrics (AAP) respondió en 2014 tras los resultados obtenidos de los diversos estudios, recomendando aumentar la cantidad de vitamina D en niños y adolescentes. Según el informe clínico de la AAP, “Optimización de la salud ósea en niños y adolescentes”, los bebés menores de 12 meses necesitan 400 unidades internacionales (UI) por día y los niños mayores y adolescentes necesitan 600 UI por día.

GUÍA GRATUITA: ¿Consumes 5 piezas de fruta y verdura al día?

Medidas para obtener vitamina D

Son muchos los pediatras que aconsejan tomar suplemento de vitamina D en bebés y niños pequeños, así que es recomendable seguir los consejos del equipo pediátrico y suplementar el tiempo y periodo indicado. Por nuestra parte, lo que podemos intentar hacer es:

  • Exposición solar de al menos 15 minutos diarios.
    • La vitamina D puede ser sintetizada a través de los rayos ultravioleta del sol y es suficiente con esta exposición diaria, algo que no es fácil de realizar. Hacer más vida al aire libre, acudir al parque con los pequeños… siempre evitando las épocas y horas de máxima insolación, son algunas maneras de favorecerlo.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina D
    • Huevos, lácteos, pescado azul y/o también alimentos enriquecidos como los cereales. En el caso de seguir dietas vegetarianas, se aconseja controlar para valorar suplementación.

Vitamina D, ¿por qué tenemos déficit?

Los cambios de estilo de vida, pasando muchas horas en interior y pocas en el exterior o el uso de cremas con protección solar parecen ser posibles causas del déficit de vitamina D.

La vitamina D ayuda a asegurar que el cuerpo absorba y retenga el calcio y el fósforo, ambos muy necesarios para un óptimo desarrollo de los huesos. Una deficiencia de esta vitamina puede llevar al raquitismo, enfermedad que se caracteriza por deformaciones de los huesos que se doblan con facilidad, y debilidad del estado general. La deficiencia de vitamina D también aumenta el riesgo de fracturas óseas en niños mayores, adolescentes y adultos. Por todo ello, es muy importante llevar un control de esta vitamina.

Monica Carreira

Artículo de Mónica Carreira

Nutricionista

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética - Máster en Nutrición pediátrica - Nutricionista consultora de Advance Medical

Más sobre Mónica >

 

Facebook Twitter


Los niños son los seres más importantes de la casa. Por ello, contamos con numerosos contenidos para ayudarte a protegerlos:

Comentarios