Síndrome de aspiración por meconio

Se define meconio como una sustancia de color verde-negra, sin olor y estéril que procede del intestino fetal desde el tercer mes de embarazo. El bebé suele expulsarlo junto con las primeras heces pero en el caso de que no lo haga, puede deberse al síndrome de aspiración por meconio. En este artículo te vamos a contar cómo sucede y sus consecuencias en la salud del bebé.

Miniatura

El meconio está compuesto por agua en su mayor parte, 80%, restos de líquido amniótico, material de descamación y secreciones gastrointestinales deglutidas por el bebé. También cuenta con biliverdina en su composición, que es lo que le confiere ese color verdoso. Son, por así decirlo, las primeras heces del bebé.

Lo normal es que estas heces el recién nacido las empiece a eliminar una vez se ha producido el nacimiento. En algunas ocasiones, el feto elimina estas heces aun dentro del útero, durante el trabajo de parto. Cuando esto sucede suele ser producido por una situación de estrés, cuando el suministro de sangre y de oxígeno han disminuido. Por lo general se produce cuando hay una patología en la placenta o en el cordón umbilical. Cuando el meconio se encuentra en el líquido amniótico lo tiñe de color verde y puede ser aspirado por el bebé pudiendo llegar a bloquear las vías respiratorias.

¿Qué síntomas puede producir la aspiración de líquido amniótico?

Cuando el bebé aspira este meconio en el útero pueden nacer con un tono de piel color azulado, puede tener dificultad respiratoria con ruidos en la respiración, gruñidos, tirantez de los músculos, respiración demasiado rápida, incluso paro respiratorio. En general, son niños que nacen con cierto grado de flacidez. Si esto ocurre, el niño será auscultado, puede necesitar ayuda para respirar, puede ser necesario incluso hacer una radiografía de tórax. Esta radiografía puede poner de manifiesto unas zonas como parcheadas en los pulmones del bebé. A parte de la ayuda a la hora de respirar también se pueden administrar antibióticos para evitar infecciones, calor para que no se quede frio, óxido nítrico para ayudar con el flujo sanguíneo y una sustancia llamada surfactante que le ayuda a respirar mejor.

¿Qué factores de riesgo hacen que se produzca una aspiración por meconio?

Una placenta “envejecida”, disminución del oxígeno intraútero, parto prolongado, parto difícil, hipertensión arterial materna.

¿Qué pronóstico tiene esta patología?

La mayoría de las veces hay un buen pronóstico y sólo menos de la mitad de los niños que aspiran meconio tiene algún problema respiratorio. En los casos de problemas más graves con frecuencia se resuelven en dos o tres días.

Dra. Isabel Gimenez Blasco – Especialista en Ginecología y Obstetricia - Médico colaborador de Advance Medical