Menos tiempo sentados y más tiempo de juego, receta contra la obesidad infantil

La OMS presenta sus nuevas directrices sobre actividad física, sedentarismo y sueño en la infancia.

Miniatura

Los menores de 5 años deben limitar el uso de las pantallas, el tiempo en carros y sillas, dormir mejor y dedicar más horas al juego activo para garantizar una infancia y crecimiento saludable, según las nuevas recomendaciones publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como receta para prevenir la obesidad infantil.

¡GUÍA GRATUITA! La importancia de un buen descanso infantil

La OMS establece un patrón diario en el que, con el fin de prevenir la obesidad infantil, deben eliminarse largos ratos en los que los niños menores de 5 años estén sujetos en sillas, tronas, carros o mochilas, así como actividades sedentarias en las que las pantallas sean protagonistas. En cambio, aboga por juegos activos o sustituir las pantallas por otras actividades (cantar, leer, hacer puzzles, interaccionar con el cuidador…) que contribuyen al desarrollo motor y cognitivo de los niños y a su salud a lo largo de toda la vida.

Directrices sobre actividad física, sedentarismo y sueño en niños menores a 5 años para prevenir la obesidad infantil

Lactantes menores de un año:

  • Actividad física: varias veces al día y de diferente forma (sobre todo juego interactivo en el suelo). En caso de no moverse, se recomiendan 30 minutos boca abajo repartidos durante la jornada.  
  • Menos de una hora al día sujetos y sin utilizar pantallas. En momentos de inactividad, se recomienda que un cuidador les lea o cuente cuentos.
  • Sueño: de 14 a 17 horas (0 a 3 meses de edad) o de 12 a 16 horas (4 a 11 meses de edad) de sueño de buena calidad, incluidas las siestas.

Bebés de 1 a 2 años:

  • Actividad física: deben moverse durante al menos 3 horas al día (repartidas) realizando actividades de cualquier intensidad.
  • Menos de una hora al día sujetos y sin utilizar pantallas en niños de un año. A partir de los 2 años no deben superar la hora delante de la televisión, videojuegos o tablets. También se aconsejan la lectura y los cuentos para los periodos de inactividad.
  • Sueño: de 11 a 14 horas de sueño de buena calidad, incluidas las siestas, con horarios regulares para dormirse y despertarse.

Niños de 3 a 4 años:

  • Actividad física: en las 3 horas comentadas anteriormente, debe incluirse una hora de actividad física de intensidad moderada a elevada.
  • Al igual que en los 2 años, no pueden estar sujetos ni sentados ni utilizar pantallas más de una hora al día.
  • Sueño: de 10 a 13 horas de sueño de buena calidad, que pueden incluir una siesta, con horarios regulares para dormirse y despertarse.

¡GUÍA GRATUITA! Algunos consejos para cuando juegas con tus hijos

Aumentar la actividad física es precisamente una de las claves que los expertos de la OMS apuntan para prevenir la obesidad infantil de los niños, pero también para mejorar su salud física y mental en general.

Adoptar en la infancia el cuidado de la actividad física y el sueño se ha demostrado que contribuye a establecer buenos hábitos en la adolescencia y etapa adulta, de forma que se podrían prevenir enfermedades asociadas al sedentarismo.

De hecho, la OMS calcula que el 80% de los adolescentes no realizan suficiente actividad física y que el incumplimiento de las recomendaciones actuales sobre actividad física provoca más de 5 millones de muertes en todo el mundo cada año en todos los grupos de edad. Según el Estudio de Obesidad Infantil de DKV, uno de cada tres niños y niñas españoles padece exceso de peso, dato que sitúa a España entre los países de Europa con peor estadística de obesidad infantil.