Lucía mi pediatra: uso excesivo de pantallas

Es una realidad, las pantallas ocupan demasiado tiempo en los momentos de ocio y juego de nuestros hijos. El problema, que sustituye el tiempo que deben dedicar a ser niños: ejercicio deporte, físico, manualidades, jugar con otros niños.

Uso excesivo de pantallas

La OMS ha publicado recientemente las recomendaciones sobre el tiempo que los niños pequeños pueden pasar frente a las pantallas, ya sea viendo la televisión o jugando con un móvil. Y desgraciadamente nuestros niños y nuestros jóvenes están muy lejos de conseguir tales objetivos.

¿Cuál debe ser nuestro objetivo?

La OMS recomienda no exponer a pantallas a los niños menores de dos años.

Entre los 2 y los 5 años, la OMS aconseja no exponer a más de una hora al día

Entre los 5 y los 17 años, no más de dos horas al día sin hacer distinción entre días entre semana y fines de semana.

¿Cuál es nuestra realidad en el uso de pantallas en horas libres?

Según el Estudio sobre Bienestar en la Infancia del Instituto DKV Salud el 39% de nuestros niños y jóvenes pasan menos de una hora al día frente a las pantallas, un 45% pasa entre una y dos horas al día y un 11% reconocen estar más de dos horas al día.

¿Qué consecuencias puede traer el uso excesivo de pantallas?

O más bien ¿qué consecuencias ya estamos sufriendo? Recordemos que el uso de pantallas se asocia a:

  • Mayor sedentarismo aumentando el riesgo cardiovascular, sobrepeso y obesidad.
  • Menor estimulación cognitiva. No hay pantalla que pueda competir con hacer deporte al aire libre, leer un libro o jugar una partida de parchís con tu familia.
  • Disminución de las horas de sueño con el consiguiente aumento de riesgo de sobrepeso y obesidad. A menor horas de sueño y peor calidad del mismo, más riesgo de obesidad.
  • Empobrecimiento de las relaciones sociales y personales de nuestros jóvenes. Queramos o no, la vida real se vive, se siente y se comparte fuera de las pantallas.

¿Estamos dispuestos a cambiar estas cifras?

¿De quién depende? ¿Quiénes son las primeras personas que muestran las pantallas a los niños? Nosotros ¿verdad? Padres y madres.

¿Somos capaces de cambiar estos hábitos? ¿Estamos dispuestos a ello?

¡Por supuesto que lo estamos! Educar a nuestros hijos en el uso de pantallas para evitar problemas de salud física y salud emocional también es nuestra responsabilidad. En nuestras manos está limitar el uso de pantallas en los niños fuera del horario escolar para evitar sus consecuencias. Por otro lado, durante sus actividades en el colegio, el uso de las pantallas con fines académicos se guiarán por las indicaciones del profesorado.

¿Hacemos un pacto de uso responsable de pantallas?

  • Explícale el tu hijo el por qué le vas a poner limitación de uso.
  • Que elija él o ella el momento en el que va a jugar previo acuerdo con los padres.
  • Primero las tareas y obligaciones, luego el juego.
  • Intenta dar ejemplo y si en momentos de descanso familiar te dice: “papá, mamá, dejad ya el móvil” hazle caso. Aparta el móvil de la vista, saca un juego de mesa, abre el cajón de los juguetes, elije el cuento que más le guste o coge la pelota de fútbol, pero juega con él.

¿Qué me decís? ¿Lo intentamos?

¡GUÍA GRATUITA! Algunos consejos para cuando juegas con tus hijos

Artículos de Lucía mi pediatra

Comentarios


También te puede gustar...

Dulces caseros
Dulces caseros, alternativa a la repostería industrial
Salud mental durante el embarazo
Salud mental durante el embarazo
Alternativa ecologica al tampon y compresa
Alternativa ecológica a los tampones y compresas