La meningitis es ocasionada por la bacteria Neisseria meningititis del grupo B y la vacunación confiere protección contra ella en bebés a partir de los dos meses de edad. Recientemente, la pauta de Bexsero ha cambiado, por este motivo, vamos a explicar cómo se procede actualmente y si es recomendable vacunar a los niños contra la meningitis.

¿Cuál es la pauta de Bexsero?

Si anteriormente, la pauta quedó diferenciada según la edad de la primera administración, por lo que eran necesarias cuatro dosis si la primera se administraba a los 2 meses, 3 dosis si el niño tenía 3 meses y hasta los 23 meses, y tan solo dos dosis a partir de los dos años de edad.

Ahora, la pauta de Bexsero ha cambiado, pues se ha demostrado que no son necesarias las cuatro dosis de la vacuna y que, también es posible vacunar conjuntamente contra otras enfermedades, como la hexavalente, la del neumococo y la del rotavirus. A modo general, la nueva pauta de Bexsero queda dividida en tres grupos según la edad.

En primer lugar, los lactantes menores de seis meses, recibirán las tres dosis con una separación de dos meses entre sí, además de aplicar una vacuna de recuerdo a los dos años. En el segundo grupo, tenemos a los lactantes con edades comprendidas entre los seis meses y los dos años, en los que se recomienda aplicar dos dosis, acompañada de otra de recuerdo. Y, por último, en los mayores de dos años solo es recomendable aplicar dos dosis con una separación entre ambas de uno a dos meses, dependiendo de la edad del niño.

De hacerse así, en la ficha técnica se recomienda la administración de paracetamol de manera profiláctica, tras las vacunas puesto que el bebé tiene mayor riesgo de fiebre, dolor en la zona de la inyección, pérdida de apetito e irritabilidad. Según los estudios, no se ha demostrado que el uso del medicamento interfiera en la respuesta inmunitaria de la inoculación.

Otros de los efectos secundarios derivados de la aplicación de la pauta de Bexsero son trastornos de la alimentación, somnolencia, llanto inusual, cefalea, diarrea, vómitos, erupción cutánea, dolores articulares y fiebre.

¿Es recomendable la administración conjunta de las 4 vacunas?

Según la Asociación Española de Pediatría sí es recomendable la administración conjunta de todas las vacunas, aunque deja la puerta abierta a los menores de 12 meses. En este caso, se podría inocular 1-2 semanas después para intentar evitar el riesgo de padecer estos efectos secundarios que antes comentábamos, y, además, prescindir de la necesidad de tomar paracetamol.

¿Se trata de una vacuna importante?

A pesar de que la decisión de vacunar o no a un niño es de cada padre y cada madre, la prescripción es del pediatra que la debe recetar para poder comprarla en la farmacia. Aunque, sí es cierto que, en muchas ocasiones, se pueden adquirir sin recetas.

Si escuchamos a las instituciones, nos encontramos con diversidad de opiniones, por ejemplo, desde el Ministerio de Sanidad, explican que no se trata de una vacuna que deba recomendarse para todos los niños, al menos, por el momento. Además, afirma que su aplicación debería restringirse a casos muy concretos como personas con mayor riesgo de sufrir la enfermedad meningocócica invasora o en casos de brotes u otras situaciones por las que las autoridades sanitarias lo recomienden.

En cambio, la Asociación Española de Pediatría, AEP, sí recomienda vacunar a todos los bebés a partir de los dos meses de edad, pues creen que es la mejor protección contra una enfermedad muy grave a pesar de su baja incidencia.

Si nos fijamos en datos del Ministerio de Sanidad podemos ver que se trata de una enfermedad cuyo mayor riesgo reside en los bebés menores de un año, seguido de los menores de 4 años. A partir de aquí, la incidencia va descendiendo poco a poco, es por este motivo, por el que la vacuna debe administrarse en la franja de edad que hemos comentado al principio.

Guía gratuita
Calendario de vacunas infantiles
Calendario de vacunas

¿Qué son todas esas vacunas y por qué son tan necesarias? Conoce el calendario de vacunación infantil, problemas a los que se enfrentan las personas en contra de las vacunas, y además te explicamos las enfermedades que vuelven a pesar de tener vacuna: sarampión, tosferina,difteria, meningitis, etc.

¿Qué protección confiere Bexsero?

Bexsero está indicado para la inmunización activa de individuos a partir de los 2 meses de edad frente a la enfermedad meningocócica invasiva causada por Neisseria meningitidis del grupo B. Será invasiva cuando la bacteria se propaga por todo el organismo provocando infecciones graves, tales como la meningitis, que hace referencia a la infección de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, así como la infección de la sangre causando una septicemia. 

¿Es la meningitis B una enfermedad grave?

La respuesta es clara: rotundamente sí, sobre todo en los más pequeños, dado que su sistema inmunitario no es capaz de frenar esa infección. Se trata de una enfermedad grave, de hecho, de los bebés afectados,el 10% fallece. Y, en el 10-30% de los casos quedan secuelas para toda la vida. Algo que, por lo general, se puede evitar con tan solo unas vacunas.

Cuando la decisión es la de no vacunarse, la solución a la enfermedad es el tratamiento con antibióticos que, aunque pueden llegar a curarla, no siempre es así. Todo esto, depende de la edad del bebé, de la infección y de otros aspectos, como detectar la infección a tiempo. El contagio de la meningitis B se produce por el contacto con otros niños, o de adultos enfermos o de personas que son portadoras de la bacteria, aunque ni siquiera sean conscientes de ello.

Gracias a la vacuna contra el meningococo B y a las otras vacunas que actúan confiriendo protección contra otros grupos de esta bacteria, la incidencia de infección por Neisseria Meningitidis ha disminuido mucho en los últimos años, pero esto no se debe traducir en dejar de vacunar a los niños contra este patógeno ya que este tipo de infecciones suelen ser de difícil manejo y en los casos en que los pacientes se recuperan suelen dejar secuelas para toda la vida. Por este motivo, es muy recomendable seguir las pautas de Bexsero para proteger a los más pequeños contra esta infección.