Calendario de vacunas. ¿Cuándo debo vacunar a mi hijo?

Si tienes alguna duda sobre el inmenso beneficio que han aportado las vacunas a la Humanidad, lee este artículo y los siguientes.

Vacunación infantil

En una época en la que se está poniendo en duda la eficacia de las vacunas en edades tempranas, queremos ofrecerte una información en la que quedan plasmados los beneficios que aportan y un calendario de vacunas.

El porqué de las vacunas

La inmunización es una de las intervenciones sanitarias más potentes y eficaces en relación con el coste económico que suponen.

Las vacunas previenen enfermedades debilitantes y discapacitantes y salvan millones de vidas cada año. Y es que tienen la capacidad no sólo de salvar vidas, sino también de transformarlas, pues brindan a los niños y niñas la oportunidad de crecer sanos, ir a la escuela y mejorar sus perspectivas de futuro.

Hoy en día se está inmunizando a más niños que en ningún otro momento de la Historia: más de 100 millones de niños al año en los últimos años. Todos los niños del mundo tienen derecho a ser protegidos contra las enfermedades prevenibles.

Y cada vez se dispone de más vacunas para proteger a los adolescentes y los adultos. Al mismo tiempo, el acceso a las vacunas y la inmunización se está haciendo más equitativo.

Durante el último decenio, los programas de inmunización han sumado vacunas nuevas o poco utilizadas a las seis iniciales (difteria, tétanos, tos ferina, sarampión, poliomielitis y tuberculosis) que se administraban a los niños pequeños. Entre ellas figuran vacunas contra la hepatitis B, el Haemophilus influenzae de tipo b (Hib), la parotiditis, la enfermedad neumocócica, el rotavirus y la rubéola, y, en los países donde se necesita, contra la fiebre amarilla y la encefalitis japonesa.

Calendario Vacunal Actual Español

Dificultades asociadas a las vacunas

A pesar de los progresos realizados, aún hay que hacer grandes esfuerzos para llegar a muchos niños, principalmente en los países en desarrollo.

Cabe destacar que los gobiernos de numerosos países se han puesto en marcha y han incrementado el gasto oficial en vacunas e inmunización desde el año 2000. Por tanto, es cierto que se han hecho logros impresionantes; pero esos logros deben ser sostenidos y mejorados. Se necesitan con urgencia vacunas nuevas y mejoradas para reducir la inadmisible carga de morbilidad (enfermedad) y mortalidad debida a enfermedades como el paludismo, la tuberculosis y el SIDA. Es imprescindible mantener las inversiones para conseguir que se hagan los avances necesarios en investigación y desarrollo de esas vacunas de nueva generación. 

Problemas a los que se enfrentan las vacunas

  • El desconocimiento de la importancia que tienen las vacunas, especialmente entre las poblaciones más pobres, lo que hace que éstas no demanden de forma activa el acceso a los servicios de inmunización.
  • Los rumores erróneos o no documentados acerca de la seguridad de las vacunas también suponen un obstáculo.
  • A medida que la cobertura vacunal ha ido aumentando y la incidencia de estas enfermedades ha disminuido, particularmente en los países industrializados, ha aumentado la preocupación acerca de los potenciales efectos secundarios de las vacunas.
  • Asegurarse de que las vacunas se fabriquen, utilicen y ensayen de acuerdo con las normas internacionalmente aceptadas forma parte de las actividades que tienen por objeto reducir la probabilidad de que una vacuna produzca un incidente adverso.
  • Otra medida aplicada es disponer de un sistema eficiente de vigilancia posterior a la comercialización y de investigación que detecte y verifique rápidamente todo rumor o notificación de eventos adversos supuestamente relacionados con el uso de una vacuna.

Una frase para recordar…

“A excepción del agua limpia, ningún otro factor, ni siquiera los antibióticos, ha ejercido un efecto tan importante en la reducción de la mortalidad...”

 

Dra. Gemma Cardona – Especialista en Ginecología y Obstetricia – Medico consultor de Advance Medical