Beneficios de los frutos secos en la alimentación de los niños

Los frutos secos son una excelente fuente de fibra para los niños. Es muy importante que los coman en la forma adecuada.

Miniatura

Los beneficios de los frutos secos son indiscutibles, y hay decenas de estudios que muestran que tomar un puñado de frutos secos al día mejora la salud cardiovascular, tanto en niños como en adultos. Entonces, ¿por qué apenas se ofrecen a los más pequeños?   

  1. Frutos secos y niños pequeños
  2. Beneficios de los frutos secos para los niños

Frutos secos y niños pequeños

En la alimentación infantil, se aconseja no ofrecer frutos secos hasta los tres o cuatro años por el riesgo de atragantamiento que existe. Según datos que manejan los pediatras españoles, entre el 60-80% de los atragantamientos son producidos por frutos secos, y existe un riesgo de aspiración pulmonar que puede llegar a provocar la muerte. Por ello, se recomienda no ofrecerlos hasta alcanzados los cuatro años.  

Los niños menores de tres años todavía no mastican de manera correcta, por lo que pueden quedar trozos grandes en la boca que pasen accidentalmente a los bronquios o pulmones, impidiendo que pase el aire. Sin embargo, y a la vista de los beneficios que presentan, desde los colegios de nutricionistas y desde la Asociación Española de Pediatría se promueve ofrecer a los niños menores de cuatro años frutos secos de manera habitual adaptando la presentación para evitar el riesgo de atragantamiento. 

La mejor opción es optar por los frutos secos naturales o tostados. Y se evitarán siempre los que han sido fritos, salados o endulzados, pues los componentes añadidos empeoran, y mucho, su calidad nutricional.  

 ¿Cómo ofrecer frutos secos a menores de 4 años? Es tan fácil como molerlos. Puede utilizarse un molinillo de café o picadora, y añadirlo a yogures, cremas de verduras, salsas, etc. Es importante que no queden trozos grandes, que puedan obstruir las vías respiratorias.  

También deberá prestarse especial atención cuando se ofrezcan por primera vez, como cualquier otro alimento, por si aparecen reacciones alérgicas.  

Ideas para niños menores de 4 años: 

  • Puré de patata, calabaza y cebolla con almendra molida y aceite de oliva virgen extra. 
  • Un puñado avellanas molidas pueden formar parte de un bizcocho casero realizado con aceite de oliva virgen extra, harina integral y dátiles para endulzar. 
  • Nuez molida con yogur natural.  

Ideas para niños mayores de 4 años: 

  • Un puñado de almendras puede añadirse a un yogur en el desayuno o en la merienda.  
  • Un puñado de nueces junto a una pieza de fruta puede ser un excelente almuerzo para la media mañana o tras la práctica deportiva extraescolar.  
  • Un puñado avellanas pueden formar parte de galletas de avena caseras realizadas con aceite de oliva virgen extra, harina integral y pasas para endulzar. 

Beneficios de los frutos secos para los niños

¿Por qué es bueno que los niños coman frutos secos desde edades tempranas?  Son una excelente fuente de fibra, proteínas, grasas saludables, tanto monoinsaturadas como poliinsaturadas, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. Además, son altamente energéticas por lo que pueden resultar un gran aliado para el crecimiento de los más pequeños y con grandes beneficios para la salud.   

Los frutos secos se encuentran entre aquellos alimentos con mayor evidencia científica en cuanto a los beneficios que aportan a la salud, sobre todo cardiovascular, por ello se aconseja incorporarlos desde edades tempranas, con las consideraciones comentadas en el artículo.   

Mónica Carreira – Diplomada en Nutrición Humana y Dietética – Máster en Nutrición pediátrica – Nutricionista consultora de Advance Medical