Bebidas infantiles recomendadas y a evitar

En muchos hogares están claros aquellos alimentos que son saludables y aquellos que no lo son, pero en lo que respecta a las bebidas infantiles existe confusión.

Es importante saber qué bebidas infantiles pueden tomar según la edad, y vale la pena seguir las recomendaciones de los expertos. En este sentido, un documento de la Academia de Nutrición y Dietética, la Academia Americana de Odontología Pediátrica, la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Americana del Corazón nos orienta sobre las bebidas que más les convienen:

Bebidas infantiles que pueden tomar los bebés menores de 6 meses

Los bebes menores de 6 meses deben alimentarse con leche materna o, en su defecto, leche de fórmula, con ello se obtiene la hidratación y alimentación necesaria para un óptimo crecimiento, no es necesario ofrecer agua, puesto que puede hacer disminuir la ingesta de leche, y así perjudicar en su crecimiento.

Bebés de 6 meses a 1 año

A partir de los 6 meses, cuando se empieza a ofrecer la alimentación complementaria, puede empezar a ofrecerse agua en pequeñas cantidades, a medida que aumentan las cantidades de comida y se disminuyen las tomas le leche, el agua va cobrando mayor importancia, puesto que a menor cantidad de leche menor hidratación. El agua y la leche materna o de formula siguen siendo las únicas bebidas infantiles adecuadas en esta etapa.

La importancia de hidratarse bien

Bebidas infantiles aconsejadas de 1 a 2 años

Agua A partir del año la cantidad de agua que necesita cada niño variará en función de la sensación de sed. El agua debe ser la bebida de preferencia, puesto que hidrata de manera adecuada y no aporta calorías, por lo que no interviene en los niveles de saciedad que pueden perjudicar a la hora de comer otros alimentos. A medida que se acerque a los dos años tomará mayor cantidad de comida, y menos leche, por lo que es probable que la cantidad de agua aumente.

Leche: A partir del año, la leche de vaca entera pasteurizada puede sustituir a la de fórmula (si se sigue con lactancia materna no es necesario), por lo que la leche, será una bebida habitual en esta primera etapa, proporcionando también una adecuada hidratación además de proteína de buena calidad, calcio y vitamina D entre los nutrientes más destacados.

[GUÍA GRATUITA] ¿Porque es importante estar bien hidratado?

Bebidas que conviene evitar en los bebés de 1 a 2 años

Zumos de fruta natural: los zumos de fruta 100% natural exprimidos directamente de la fruta (nunca envasados) pueden ofrecerse en este periodo, pero con limitaciones. Nunca deben ofrecerse como sustitutos de la pieza de fruta y deben ofrecerse cantidades moderadas. No se aconseja que sobrepasen la ración de una pieza de fruta, ya que si las cantidades son mayores se relaciona con el sobrepeso.

Bebidas vegetales: de arroz, avena, almendra... cada vez cobran mayor relevancia en muchos hogares en todas aquellas familias que por algún motivo no toman lácteos. La evidencia actual indica que no pueden cubrir los nutrientes que aporta la leche de vaca, por ello las diferentes academias de pediatría no las aconsejan si sustituyen a la leche de vaca, pero pueden ser una excelente bebida si se cubren los nutrientes que aportaría la leche de vaca con el resto de alimentación. Es importante destacar que deben ser de buena calidad y siempre sin azúcar añadido.

Bebidas a evitar en niños de 2 años en adelante

Las recomendaciones para los niños mayores de 2 años son las mismas que a partir del año, pero tienen mayor importancia aquellas que deben evitarse, pues es más común que se les ofrezcan alimentos superfluos.

  • Leches aromatizadas con sabores como vainilla, chocolate, fresa... son muy ricas en azúcares.
  • Fórmulas de continuación: no son necesarias a no ser que existan problemas de crecimiento. Suelen ser más calóricas que la leche pasteurizada de vaca y promueven el sobrepeso en niños sanos.
  • Bebidas con cafeína: tipo refrescos, café, té, bebidas energéticas... la cafeína es un estimulante que no se aconseja durante la infancia.
  • Bebidas azucaradas con o sin gas: refrescos, zumos envasados de frutas, bebidas deportivas...
Monica Carreira

Artículo de Mónica Carreira

Nutricionista

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética - Máster en Nutrición pediátrica - Nutricionista consultora de Advance Medical

Más sobre Mónica >

Facebook Twitter

Comentarios