Tocofobia, miedo al parto.

Uno de los miedos más recurrentes que suelen sufrir las embarazadas es el miedo al parto, conocido como tocofobia.

Tocofobia

Un estudio publicado en la revista médica Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica muestra que, tras examinar a más de 850 mil mujeres embarazadas de 18 países diferentes, el miedo irracional al parto, también conocido como tocofobia, afecta al 14% de las mujeres de todo el mundo y su prevalencia va en aumento desde el año 2000. 

¿Qué es la tocofobia?

El término tocofobia proviene del griego “tokos” (nacimiento) y “phobos” (miedo), palabra que se utiliza para describir el miedo irracional que sienten algunas mujeres a la etapa del embarazo y al parto.  

Aunque es normal sentir preocupación ante el momento de dar a luz, y la mayoría de las mujeres la tienen y especialmente las primerizas, cuando hablamos de tocofobia nos referimos a que esta preocupación normal y esperable se transforma en un miedo patológico persistente e inexplicable que interfiere en la vida de la mujer que lo padece. 

GUÍA GRATUITA: Consejos de alimentación durante el embarazo

¿Qué síntomas presenta?

La mujer que sufre de tocofobia… 

  • Piensa recurrentemente en la posibilidad de quedar embarazada y convierte los métodos anticipativos en una verdadera obsesión. 
  • A menudo usa el doble método (condón y anticonceptivos o DIU). 
  • Disfruta poco del sexo por el temor a que se rompa el preservativo o no funcione el método anticonceptivo. 
  • En los casos más graves, intenta evitar las relaciones sexuales
  • Es posible que engañe a la pareja sobre su imposibilidad para tener hijos. 
  • Puede llegar a tomar decisiones precipitadas e irreversibles, como la ligadura de trompas. 
  • Estando en pareja, prefiere evitar el tema hijos o éste es motivo de discusión. 
  • Puede sufrir una crisis nerviosa ante el hecho de nombrar la posibilidad de un embarazo. 
  • Teme los cambios físicos, las responsabilidades y el cambio de vida que supone la llegada de un hijo. 
  • En caso de quedar embarazada, puede pensar en el aborto sólo por evitar el parto, pedir una cesárea innecesaria, e incluso tener pensamientos de rechazo hacia el bebé. 
  • Siente miedo por la probabilidad de que el hijo nazca con alguna enfermedad o malformación.

¿Cuáles son sus causas?


Según su origen podemos tener dos tipos de tocofobia

  • Tocofobia primaria. La padecen quienes nunca han tenido hijos, acostumbra a aparecer en la adolescencia y su raíz suele estar en:  
    • Haber visualizado a temprana edad, videos escolares que presentan escenas del parto. 
    • Escuchar vivencias de otras mujeres, sobre todo si proceden de madres y más aún si éstas han tenido una experiencia traumática. 
    • Tener concepciones erróneas en relación con el parto. 
    • Haber vivido experiencias negativas a lo largo de la juventud. 
    • Haber sufrido abusos sexuales. 
    • Tener una relación complicada con los padres. 
    • Sentir incertidumbre sobre la capacidad para criar hijos. 
    • Temer causar problemas en el hijo por la falta de aptitud. 
    • Disfunciones sexuales como el vaginismo o la dispareunia (dolor durante el coito). 
  • Tocofobia secundaria: La padecen quienes ya han tenido uno o más hijos, aparece a raíz de una experiencia previa traumática relacionada con el embarazo o el parto y su origen acostumbra a estar en: 
    • Haber pasado un embarazo con molestias o complicaciones (diabetes gestacional, vómitos, enfermedades respiratorias, etc.). 
    • Haber tenido una mala práctica obstetricia (mala atención médica, anestesia que no funcionó, etc.). 
    • Haber sufrido una situación de peligro personal o para el bebé durante la intervención quirúrgica. 
    • Haber tenido un niño prematuro con riesgos vitales. 
    • Haber sufrido una fuerte depresión posparto.  

¿Puede una embarazada hacerse tratamientos dentales? ¡Sal de dudas! [Guía  gratuita]

¿Es posible superarlo?

Sí, la tocofobia es perfectamente tratable y superable. De hecho, se ha demostrado que la psicoterapia es una de las mejores técnicas para tratar esta fobia.  

Se utilizan técnicas como la exposición gradual, utilizando fotografías de mujeres embarazadas y otros objetos relacionados con el parto para que puedan adecuarse poco a poco a este tipo de pensamientos hasta erradicar el temor; reparación del origen del miedo, dotando a la afectada de las herramientas necesarias para superar la tocofobia; y psicología perinatal, para construir un vínculo sano y fuerte con el bebé, de modo que el nacimiento deje de ser una preocupación y pase a ser un momento esperado, entre otras. 

Y si ya estás embarazada, otros recursos disponibles que pueden ayudar son: 

  • Una visita guiada al hospital donde se va a dar a luz, y en la que se puede hablar con el personal sanitario, puede resultar tranquilizador. 
  • Acudir a las clases de preparación al parto para compartir miedos y ansiedades con mujeres en la misma situación. 
  • Informarte sobre las casas de parto, habitaciones alejadas de los paritorios, donde existen camas, bañeras, instalaciones para hacer ejercicios y donde pueden estar también acompañantes o padres. Estas instalaciones ofrecen una atención similar a la que ofrecen hospitales de otros países, como NHS inglés (Servicio Nacional de Salud de Reino Unido), donde la atención al parto en unidades de matronas es muy habitual. 

¿Por qué la leche materna es fundamental para el bebé? [DESCARGA LA GUÍA  GRATUITA]

La mayor parte de las pólizas de salud de DKV Seguros permiten a sus asegurados contactar por la comadrona virtual DKV a través del móvil, instalándose la app Quiero cuidarme más  

Mireia Galán - Especialista en Psicología Clínica y Psicoterapeuta familiar y de pareja - Psicóloga consultora de Advance Medical 

Comentarios