Sueroterapia. El suero en embarazo y parto

Una de las primeras medidas que se hace en cuanto quedas ingresada en un hospital es la colocación de una vía, habitualmente en el brazo o mano, que permita la administración de suero o medicación intravenosa. Esta acción se conoce como sueroterapia y queremos mostrarte en profundidad en que consiste.

Miniatura

La sueroterapia es una actuación médica que consiste en la administración de líquidos, suero, fármacos... a través de una vena. Es una práctica muy habitual en el día a día de la medicina en cualquier especialidad y en cualquier ámbito, ya sea ambulatorio o en el paciente hospitalizado. 

Tipos de sueros

Existen diferentes tipos de sueros y cada uso está diseñado para un tipo de uso. Además de hidratar al paciente también sirven para administrar fármacos, vitaminas, y otras sustancias. Los sueros más usados son los que contienen una mayor cantidad de azúcar y los que contienen sal. Los hay de dos tipos:

  • Soluciones cristaloides, sueros compuestos por electrolitos y/o glucosa como son el suero Fisiológico, Ringer, glucosado, glucosalino, bicarbonato…
  • Soluciones coloides: formadas por moléculas de alto peso molecular que tienen dificultad para atravesar la barrera capilar, por lo que actúan como expansores plasmáticos (albúmina al 20%, dextranos, gelatinas modificadas, hidroxietilalmidón, manitol al 10 o 20%, etc). 

Sueroterapia en el trabajo de parto

En el trabajo de parto la sueroterapia es fundamental para mantener un correcto estado hidroelectrolítico de la paciente. Durante el parto, por lo general no está permitida la ingesta de líquidos ni alimentos vía oral y por eso la futura mama necesita que se le mantenga hidratada y alimentada mientras dure el proceso.

  • La hidratación vía oral se permite en algunos centros y en partos que cursan de forma normal y en los que de entrada no se asocia ningún factor de riesgo. En todos los demás la vía intravenosa será el medio para mantener las necesidades fisiológicas de la madre.
  • Los sueros que se utilizan son sobre todo los de tipo cristaloide con sodio, generalmente. Además, en el proceso activo del parto hay un estrés físico con importante desgaste de energía y el estado de ayuno en el que se encuentra la mujer hacen que la sueroterapia deba contener glucosa.
  • El ritmo de administración vendrá dado por la duración del parto y las necesidades que vayan surgiendo durante el mismo.
  • En los partos inducidos o en los que se produce un estancamiento de la dinámica o la dilatación es necesario administrar oxitocina, una hormona que provoca contracciones uterinas y que suele conseguir que éstas sean regulares para continuar con el proceso del parto. La forma de administración es a través de una bomba que se regula a la velocidad que sea precisa en cada momento del parto.

En el embarazo…

A lo largo del embarazo pueden surgir situaciones en las que la sueroterapia sea necesaria:

  • Hiperémesis gravídica, enfermedad en la que se presentan vómitos irreprimibles llegando a veces las pacientes a no tolerar ningún tipo de alimento ni liquido vía oral. Si la situación llega a ese punto y no hay alimentación posible ni hidratación, hay que ingresar a la embarazada y administrarle vía endovenosa los sueros y los fármacos que sean necesarios para mejorar el cuadro, por lo menos hasta que la vía oral sea tolerada.
  • Amenaza de parto pretérmino: cuando hay un riesgo de que el nacimiento se produzca antes de la semana 37 de embarazo, si la administración de fármacos vía oral y las medidas de reposo son insuficientes conviene pasar a la medicación vía intravenosa para frenar el posible parto.
  • Preeclampsia: es un caso en que la vía oral puede ser insuficiente para su tratamiento. Cuando se da esta situación de tensión alta en el embarazo y no hay grave riesgo para la madre ni para el feto se intenta hacer un tratamiento vía oral son seguimiento cercano. Hay crisis hipertensivas o tensiones rebeldes al tratamiento que requieres fármacos vía endovenosa e ingreso, incluso otras medicinas para proteger posibles secuelas de esta situación.

Además de enfermedades que aparecen en el embarazo, la mujer puede tener otras dolencias como por ejemplo un cólico renal, una migraña, una infección grave… que requieran medicación intravenosa en sueroterapia, ya sea un antibiótico, un analgésico…

 

Dra. Isabel Gimenez Blasco – Especialista en Ginecología y Obstetricia - Médico colaborador de Advance medical

Comentarios