Síntomas de embarazo

El embarazo es un estado de tal revolución hormonal que ya desde el momento de la concepción empiezan a producirse cambios en todos los órganos del sistema.

Miniatura

Y esos cambios pueden dar síntomas. No obstante, no todos los cambios son perceptibles por parte de la mujer desde el minuto cero. Muchos de ellos se notan en torno a la primera falta de la menstruación, que se puede tener desde la adolescencia con la menarquía y que es en sí mismo el primer síntoma. Estos cambios se pueden apreciar o no y no tienen la misma intensidad y cronología en todas las mujeres embarazadas.

  1. Síntomas de embarazo más frecuentes
  2. Náuseas
  3. Hinchazón abdominal
  4. Dolor de ovarios
  5. Hipotensión
  6. Síntomas dermatológicos
  7. Hipersensibilidad mamaria
  8. Trastornos del sueño
  9. Otros síntomas del embarazo

Síntomas de embarazo más frecuentes

Los cambios producidos en el embarazo son tanto anatómicos como funcionales y su finalidad es la preparación del cuerpo para el crecimiento fetal, para el parto y para la lactancia.

  • Náuseas
    • Es uno de los síntomas más frecuentes y comunes al comienzo de la gestación a nivel gastrointestinal y pueden ir acompañadas, aunque no siempre, de vómitos. Si bien se han implicado en su origen a múltiples factores, su etiología sigue siendo desconocida. Suelen aparecer en las primeras semanas, incluso poco después de la primera falta y suelen desaparecer al finalizar el primer trimestre. Casi siempre son por la mañana, mejoran a lo largo del día y tiene algunas soluciones sencillas como realizar varias comidas de poca cantidad, evitar largos periodos de ayuno y las comidas copiosas de difícil digestión.
  • Hinchazón abdominal
    • Igualmente frecuentes son la sensación de hinchazón abdominal, plenitud y gases, e incluso estreñimiento. Otros síntomas relacionados son el aumento o la hipersensibilidad a los olores. De hecho, hay mujeres que desde el inicio del embarazo tienen un olfato más fino, sobre todo a algún olor en concreto que hace que les resulte desagradable. Suelen estar relacionados con alguna comida y provoca que sean incapaces de tomarla e incluso de tolerar estar cerca. Tampoco es raro notar que alguna comida sabe diferente y es una sensación que a veces puede llegar a resultar desagradable. Todo ello es provocado por la ralentización que provoca la progesterona a nivel del digestivo.
  • Dolor de ovarios
    • Se produce en la fecha en la que se espera la menstruación. A veces estas molestias van acompañadas de un leve sangrado de escasa cantidad y duración. Se llama sangrado de implantación. Y se produce al hacerse sitio el saco gestacional en el útero, el cual está muy vascularizado.
  • Hipotensión
    • La sintomatología a nivel cardiovascular produce la reducción del volumen sanguíneo, lo que puede acabar provocando hipotensión. Conforme avanza la gestación y el útero aumenta de tamaño comprime la vena cava haciendo que sea más marcada esta hipotensión. Para evitarlo, conviene no permanecer mucho tiempo estiradas en decúbito supino (boca arriba), sino que es mejor colocarse de lado izquierdo y las piernas ligeramente flexionadas.
  • Síntomas dermatológicos
    • A nivel dermatológico se produce una mayor caída del cabello, pero suele ser transitoria y desaparecer tras el parto, por lo que no precisa de ningún tipo de tratamiento ni de prevención. En más del 60% de las embarazadas aparece una hiperpigmentación, llamada cloasma o máscara del embarazo, que es pardo-amarilla en la cara, en las mejillas y la frente, tiene formas simétricas y se agrava por la exposición al sol, por lo que la exposición solar ha de realizarse siempre con la protección más alta. No tiene tratamiento y generalmente desaparece tras el parto. Otra muy característica hiperpigmentación es la llamada línea alba, una línea de color oscuro que recorre el abdomen de arriba a abajo. También, como otros cambios típicos del embarazo, suele desaparecer tras el parto.
  • Hipersensibilidad mamaria
    • Uno de los cambios más evidentes y que además a veces llegan a provocar disconfort son los que aparecen en las mamas. Estos son consecuencia de los estrógenos, la progesterona y la prolactina, que hacen que se produzca hipersensibilidad con hormigueos y tensión. También aparece una hiperpigmentación en la areola y el pezón. A partir del segundo trimestre se vuelven más nodulares y aumentan de tamaño. En algún momento se puede producir la secreción de liquido espeso amarillento llamado calostro, pero no es nada malo.
  • Trastornos del sueño
    • Al principio del embarazo es normal tener más somnolencia y un cansancio mayor de lo normal hacia el final de la tarde. En cambio, al final de la gestación es más típico sufrir alteraciones del sueño. No se disfruta de un sueño reparador por el aumento de volumen, que provoca incomodidad a la hora de encontrar la mejor postura, aumenta la frecuencia de visitas al baño… En efecto, otro síntoma es la polaquiuria, el aumento en la frecuencia y la urgencia miccional.
  • Otros síntomas
    • La pirosis y el reflujo gástrico, gingivitis (inflamación de las encías), las hemorroides, las varices, los edemas en los pies, los calambres musculares, dolor lumbar, fatiga, anemia fisiológica, las estrías, la separación de los músculos del abdomen…. Todos o prácticamente todos se producen debido a cambios necesarios para el correcto crecimiento del bebé y la preparación de la madre al parto y posterior lactancia. Y prácticamente todos desparecen el finalizar la gestación. La mayoría tienen solución o al menos medidas que se pueden adoptar para que sean más llevaderos.

Estos síntomas son típicos del embarazo. Desde ese momento, debemos dejar el tabaco y otros tóxicos para que no afecte a nuestra salud ni a la de nuestro bebé.

Dra. Isabel Giménez

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico colaborador de Advance Medical