En Maldita.es ya os hemos resuelto múltiples dudas sobre el embarazo: desde si hay posturas sexuales especialmente propicias para quedarse embarazada a por qué surgen las contracciones del parto o si la forma de la tripa de la embarazada indica el sexo del bebé. Ahora nos habéis preguntado si se puede tener la regla estando embarazada. Pues no. Aunque sí se puede experimentar algún tipo de sangrado, no se trata de la menstruación.

¿Se puede tener la regla estando embarazada?

La ginecóloga Elena Ruiz Domingo explica a Maldita.es que no se puede tener la regla estando embarazada porque “la menstruación es la expulsión de la capa que recubre al útero denominada endometrio y se expulsa cuando el óvulo no ha sido fecundado”.

Marina Vilardell, ginecóloga y especialista en reproducción asistida de la clínica Eugin, nos lo confirma: “El flujo menstrual está formado por el tejido endometrial que recubre las paredes de nuestro útero por dentro y que permite la implantación del embrión y el posterior embarazo. Si este tejido se desprende en forma de regla, no es posible que haya un embarazo o que evolucione correctamente”.

¿Qué significan los sangrados durante el embarazo?

Pero sí que existen diversas causas de sangrado en todo el embarazo que las pacientes pueden confundir con la regla, según cuenta a Maldita.es Pablo Tobías, especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario Infanta Cristina: “De hecho, hasta un 10% de las embarazadas pueden sangrar en el primer trimestre, teniendo la mayoría un embarazo sin complicaciones”.

Según explica, durante cualquier momento del embarazo “pueden producirse sangrados por lesiones sobre todo en el cuello del útero, al ser su epitelio más frágil, o bien por esfuerzos, relaciones con penetración…”.

Deporte

Isabel Gimenez Blasco

Isabel Gimenez

Los motivos por los que se puede haber un retraso en la regla e incluso llegar a desaparecer son múltiples y muy variados.
Leer más

¿Qué es el sangrado de implantación?

En el primer trimestre podría producirse un sangrado precoz por la implantación del embrión en el útero, amenaza de aborto o un embarazo ectópico (que se desarrolla fuera del útero), tal y como indica Tobías.

“El sangrado de implantación ocurre aproximadamente a los 12 días después de la ovulación”, comenta Ruiz. Se debe a que cuando el óvulo fecundado llega a la cavidad uterina, se asienta en su pared y al hacerlo puede romper algunas venas. “La pérdida por lo general es muy escasa, gotitas de sangre y no dura más de cinco días”, comenta.

En el segundo y tercer trimestre, Tobías sostiene que puede haber sangrados por una implantación anómala de la placenta (placenta previa), un desprendimiento parcial de esta o la rotura de la bolsa y de algún vaso de la placenta. Un artículo publicado en la revista American Family Physician indica que el desprendimiento de la  placenta es la causa más común de sangrado vaginal grave y ocurre en el 1% de los embarazos.

“La cantidad, el color y frecuencia de los sangrados varían según el cuadro que lo provoquen y su gravedad”, comenta Tobías. Por regla general, según señala, será un sangrado escaso, intermitente, que no asocie un dolor moderado o intenso y que no suele conllevar gravedad. Pero si los sangrados son repetidos, intensos o dolorosos, lo más aconsejable es acudir a un especialista.

Guía gratuita
Embarazo y alimentos
Consejos de alimentación durante el embarazo

¿Qué alimentos se deben evitar durante el embarazo? Recomendaciones nutricionales para un embarazo saludable y libre de intoxicaciones y riesgos para el bebé.

¿Puede pasar que una mujer esté embarazada desde hace meses y no se dé cuenta porque siga teniendo algún tipo de sangrado y apenas le crezca la tripa?

“Es poco probable y más bien anecdótico que tengas sangrados regulares durante el embarazo, no aumente el perímetro abdominal y no notes ningún síntoma asociado a la gestación ni movimiento fetal sobre todo en el tercer trimestre del embarazo”, comenta Vilardell. Durante el primer mes de embarazo, muchas embarazadas ya pueden notar los primeros síntomas del embarazo, y si el test de embarazo ha dado positivo, es momento de pedir cita con el ginecólogo para confirmar el embarazo y empezar con el seguimiento del mismo.

Ruiz comenta que las mujeres que tienen menstruaciones irregulares deben estar atentas, además de a la falta de menstruación, a otros “cambios fisiológicos, metabólicos y morfológicos”. “Los síntomas frecuentes al inicio del embarazo son fatiga, cansancio, debilidad o insomnio”, señala. Otras señales que menciona serían los cambios en el gusto, el crecimiento del abdomen, la pigmentación de la piel o el aumento de las glándulas mamarias.

Embarazo mes a mes