¿Te preguntas si la regla elimina los hongos? En este post te contamos la relación entre la regla y la infección por hongos. ¡Te interesa! 

Cuando los ovarios inician la actividad hormonal, y con la frecuencia de los ciclos menstruales, tienen lugar una serie de cambios físicos en la piel de la vagina, lo que provoca que aparezcan diversos microorganismos, cada vez en mayor cantidad. Estos microorganismos pueden causar un desequilibrio en el pH vaginal, lo que, unido a los cambios de humedad y temperatura de la zona, pueden convertirse en el medio ideal para que se produzca una infección por alguno de estos patógenos, entre los que se encuentran los hongos.

La regla elimina los hongos, ¿es cierta esta afirmación?

El hongo que suele causar las infecciones, a nivel vulvovaginal y de otras zonas del cuerpo, es la Candida albicans, considerada un patógeno oportunista. Se trata de un hongo que vive de forma natural, y en pequeñas cantidades, en la vagina y en otras partes del cuerpo en las que hay mucosas, como por ejemplo el estómago, los intestinos, los pulmones o la boca.

Normalmente, la Candida albicans no suele causar problemas de salud, sino que es uno más de los muchos microorganismos que se encuentran en el cuerpo humano. Aun así, si la cantidad aumenta, pueden producirse las molestias propias de una infección en cualquiera de las zonas en las que se encuentre, pudiendo ser la vagina una de las zonas más afectadas.

Durante la menstruación, además de aumentar los niveles de estrógeno y progesterona, puede producirse un desequilibrio del pH, causado por la eliminación de restos celulares y la formación de escamas del endometrio.

Deporte

Equipo médico DKV

Miniatura

Es una de las técnicas más empleadas para tratar algunas enfermedades del útero o en caso de abortos espontáneos o quirúrgico por embarazos que finalmente no llegan a término. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre el legrado uterino.

Leer más

Un incremento en el pH vaginal supone una protección frente a las infecciones por hongos, que se suelen desarrollar en medios con pH ácido o con exceso de acidez.

Aunque la regla pueda llegar a suponer una protección contra las infecciones por hongos, lo que puede llevar a pensar que la regla elimina los hongos, es importante tener en cuenta que, si no se siguen algunas recomendaciones, puede favorecerse la aparición de los mismos.

¿Cuáles son los síntomas de la infección por hongos?

La infección por hongos puede darse en mujeres diabéticas cuya enfermedad no está bien controlada, o en personas con baja inmunidad o que se encuentran en situaciones que predisponen a cambios hormonales, entre otras.

Es fundamental que ante cualquiera de los siguientes síntomas acudas al médico que, a partir de una muestra de flujo vaginal, determinará el diagnóstico.

  • Cambios en el flujo vaginal. Secreción vaginal abundante, de aspecto grumoso y blanquecino. Puede ir acompañada de picor, dolores y molestias vaginales, molestias urinarias, enrojecimiento de la vulva o lesiones en la piel de zonas contiguas.
  • Molestias en la zona genital. Puede haber dolor, ardor o quemazón, además de malestar al orinar o al mantener relaciones sexuales.
  • Piel enrojecida. La piel que recubre la vagina está muy enrojecida, como en carne viva.

¿Cómo evitar una infección por hongos?

Como hemos visto, las alteraciones del pH vaginal que se producen durante la menstruación pueden ser una protección frente a las infecciones por hongos, aunque esto no significa que sea del todo cierto que la regla elimina los hongos.

Son recomendables algunas medidas de precaución para evitar una infección por hongos.

  • Limpia la zona vaginal solo con agua. Evita el uso de productos irritantes o que puedan variar el pH de la zona, como por ejemplo geles o jabones agresivos, polvos de higiene íntima, desodorantes o perfumes. La desregulación del pH vaginal incrementa la posibilidad de que aparezcan hongos e infecciones.
  • No realices duchas vaginales, tampoco después de la menstruación, si no están recomendadas por el médico.
  • No tomes antibióticos indiscriminadamente, pues pueden favorecer este tipo de infecciones vaginales. Si debes tomarlos, es recomendable consumir probióticos, como yogures con lactobacilos o bífidus, para evitar que proliferen los hongos. Los corticoides también aumentan el riesgo de sufrir candidiasis.
  • No abuses de los antifúngicos. Muchos de ellos se venden sin receta, pero si abusas de ellos los hongos pueden volverse resistentes al tratamiento.
  • Usa ropa interior de algodón, y evita aquellos tejidos que no transpiran, como las fibras sintéticas, o la ropa demasiado ceñida.
  • Evita la ropa húmeda o mojada. Si vas a la playa o a la piscina, llévate bañador de recambio, pues la humedad favorece el crecimiento de los hongos. Lo mismo sucede si haces deporte y sudas mucho.
  • Si tomas anticonceptivos hormonales o usas dispositivos intrauterinos puedes ser más propensa a sufrir una infección por hongos. Consulta a tu médico las medidas a tomar y si debes cambiar de método anticonceptivo.
  • Si eres una persona inmunodeprimida también estás más expuesta a las infecciones por hongos. En este caso, la infección suele aparecer también en otras mucosas.
  • Si eres diabética tienes más riesgo de sufrir una infección por hongos, sobre todo si no mantienes en equilibrio tus niveles de glucosa.
  • La Candida albicans suele proliferar una semana antes de la menstruación o unos días después, por lo que, si ya te ha sucedido antes, procura extremar las precauciones en esos días.
  • Evita el uso de tampones y compresas durante largos períodos, especialmente si eres propensa a las infecciones vaginales. La temperatura y la humedad aumentan, lo que genera la aparición de bacterias y hongos.

Si sospechas que presentas una infección por hongos, debes acudir inmediatamente a tu médico para que confirme si existe tal infección y puedas empezar a recibir el tratamiento antimicótico correspondiente.

Guía gratuita
Revision ginecológica
La importancia de una revisión ginecológica

¿En qué consiste la revisión ginecológica? Te contamos para qué sirven la ecografía vaginal y la citología y la importancia de una revisión periódica. Además te enseñamos a realizarte correctamente una autoexploración mamaria como prevención.

Entonces, ¿la regla elimina los hongos? Conclusiones

  • Las alteraciones del pH vaginal que se producen durante la menstruación pueden conferir una protección frente a las infecciones por hongos.
  • Aun así, existen otros factores de riesgo, como la diabetes, el uso indiscriminado de antibióticos o las situaciones de baja inmunidad, que pueden favorecer la aparición de un episodio de infección por hongos.
  • Los síntomas de infección por hongos son un cambio en el flujo vaginal, que pasa a ser abundante, espeso y blanquecino, molestias en la zona genital y piel de la vagina enrojecida.
  • Entre las medidas de precaución para evitar una infección por hongos destaca la limpieza de la vagina solo con agua, no realizar duchas vaginales, usar ropa interior de algodón y de tejidos que transpiren, evitar vestir ropa húmeda durante periodos prolongados, y no abusar de las antibioticos ni de los antifúngicos.

Como has visto, no es que pueda decirse simplemente que la regla elimina los hongos, sino que las alteraciones del pH vaginal que se producen durante la menstruación pueden ser una protección ante las infecciones. Siempre y cuando, eso sí, se tomen ciertas precauciones, como las indicadas, para protegerse. Sobre todo, claro está, si tienes tendencia a sufrir este tipo de infecciones.