Cervix en el embarazo: Incompetencia cervical

El cérvix uterino se modifica para preparar el parto. Conoce lo que pasa si estas modificaciones llegan antes y surge la incompetencia cervical.

Miniatura

El cérvix uterino es la parte del útero que está en la vagina. Tiene forma como de cilindro y constituye el canal del parto. EL cérvix en el embarazo debe permanecer con una consistencia firme, dura, cerrado y sin acortarse. A lo largo de las últimas semanas suele modificarse poco a poco. Conforme empiezan a aparecer las primeras contracciones se va reblandeciendo. También se va acortando. Todo ello como preparación para el parto. Conoce lo que es la incompetencia cervical

  1. Causas de la incompetencia cervical
  2. Síntomas de la incompetencia cervical
  3. Tratamiento para la incompetencia cervical

Cuando estas modificaciones ocurren antes de lo previsto se consideran “no normales”. Hay diferentes formas de designar estas complicaciones: incompetencia cervical, cérvix incompetente, insuficiencia cervical… Si ocurre en semanas muy prematuras, da lugar a un aborto tardío o un parto prematuro.

Causas de la incompetencia cervical

Los factores de riesgo que pueden provocar problemas en el cérvix en el embarazo:

  • El embarazo múltiple
  • Antecedentes de la misma complicación en una gestación anterior
  • Cirugía realizada sobre el cuello por la patología que sea como el cáncer de cérvix, ya que ya se encuentra acortado
  • Tener antecedentes de abortos tardíos
  • Malformaciones del cuello

Síntomas de la incompetencia cervical

El diagnóstico no siempre es por la sintomatología. Muchas veces se puede observar un cuello acortado en una ecografía de rutina. A las gestantes con factores de riesgo hay que medirles el cérvix en las ecografías rutinarias, y debe ser una ecografía transvaginal. En otras ocasiones, la mujer suele consultar por molestias parecidas a la regla, sensación de peso en el bajo vientre, pequeños manchados vaginales… En estos casos se debe realizar una exploración para valorar la consistencia y la presencia o no de dilatación en el cuello así como una ecografía transvaginal e incluso una monitorización de contracciones.

Tratamiento de los problemas del cérvix en el embarazo

El tratamiento de los problemas del cérvix en el embarazo puede ser preventivo en los casos de cuello muy corto por cirugías previas o por antecedentes de cuello incompetente mediante cerclaje, que es suturar una cinta alrededor del cuello y que se deja hasta el final del embarazo. Si no llega a ser una incompetencia franca, se puede mandar reposo y progesterona vaginal y controles prenatales más estrechos. En los últimos años se ha desarrollado una nueva forma de prevención de esta insuficiencia cervical que es la colocación de un pesaría cervical. Se trata de un dispositivo de silicona redondo con forma de donut que lo que hace es mantener “firme” el cérvix para que no se modifique. También se deja colocado hasta el final del embarazo.

Dra. Isabel Giménez Blasco

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico colaborador de Advance Medical