Aumentarse el pecho sin preocupaciones

La operación de estética más realizada es la mamoplastia de aumento por este motivo queremos explicar porque triunfa tanto, en qué consiste y desmentir los mitos que la rodean.

Miniatura

Las mamas son una parte muy importante del cuerpo de la mujer. Son el puntal de la feminidad y representan la maternidad como ninguna otra parte del cuerpo vinculando a la madre y al hijo durante la lactancia. Por este motivo, la decisión de someterse a un aumento de pecho va mas allá de una cuestión estética. Es también una cuestión psicológica y de autoestima para muchas mujeres.

  1. ¿En qué consiste la operación de aumento de pecho?
  2. Cuidados postoperatorios de la mamoplastia
  3. Desmontando los mitos de la operación de aumento de pecho

¿En qué consiste la operación de aumento de pecho?

Esta operación consigue dar un mayor volumen de los senos moldeando el contorno y mejorando la tensión de la piel con un resultado natural. La mamoplastia de aumento está recomendada para todas aquellas que quieren cambiar y aumentar el volumen de su pecho por una asimetría, una pérdida de peso repentina, por los efectos de la maternidad o simplemente porque quiera aumentar su tamaño.

El procedimiento para el aumento de pecho consiste en hacer una incisión pequeña, debajo del pecho, para colocar el implante, normalmente de silicona, por debajo del musculo del pecho o detrás del tejido mamario.

Cuidados post operatorios de la mamoplastia

Para tener una buena recuperación el cirujano recomienda ponerse cremas o lociones para ayudar a que la piel vuelva a su estado natural ya que durante la operación se estira y pueden aparecer hinchazones y enrojecimientos. Además es común sentir náuseas y para eso sugieren tomar ciertos medicamentos para evitarlas.

Durante los primeros días se debe llevar un vendaje de mantenimiento alrededor del tórax y las mamas, y se recomienda el uso de almohadillas de lactancia en los pezones para prevenir el dolor por la alta sensibilidad de estos. Es muy importante que a la cicatriz no le de el sol porque pueden aparecer marcas oscuras a su alrededor. Y se debe evitar, durante la semana posterior a la operación, hacer ejercicio, levantar peso y hacer movimientos bruscos.

Desmontando los mitos de la operación de aumento de pecho

Hay muchos mitos sobre las prótesis mamarias y la gran mayoría son falsos:

  • En ningún caso los implantes dificultan el amamantamiento.
  • Las prótesis no son perjudiciales para la salud y no provocan la aparición de cáncer.
  • No entorpecen la detección del cáncer de mama en las mamografías.
  • Son para toda la vida. No caducan a los 10 años, aunque se recomienda tener un seguimiento para ver su estado.
  • No se pierde la sensibilidad de la zona, solo durante el post-operatorio disminuye un poco de forma temporal.
  • Puedes dormir en la posición que quieras, incluso boca abajo.