Anticonceptivos hormonales

Existen diferentes tipos de anticonceptivos hormonales según su dosis y para distintos usos: prevenir embarazos, regular el ciclo menstrual, reducir los dolores menstruales o para minimizar el acné.

anticonceptivos hormonales

Existen anticonceptivos hormonales para tomar vía oral, en forma de parches transdérmicos, vía vaginal como anillo hormonal, dispositivos intrauterinos incluso subcutáneos.

¿Para qué se utilizan los anticonceptivos hormonales?

Todos los anticonceptivos hormonales actúan de forma similar. Para lograr la acción anticonceptiva los hay que contienen dos tipos de hormonas: estrógenos y progestágenos, pero hay otros que sólo contienen progestágenos. Los anticonceptivos hormonales no sólo previenen el embarazo, sino que, además, sirven para regular el ciclo menstrual, el patrón de sangrado, los dolores menstruales, y también actúan sobre el acné mejorándolo.

Tipos de anticonceptivos hormonales

Anticonceptivos orales

Los anticonceptivos hormonales orales siguen siendo los más conocidos y unos de los más utilizados por las mujeres. Los que emplean con más frecuencia son los combinados, es decir, los que tienen dos tipos de hormonas, estrógenos y gestágeno, se toman entre 21 y 24 días, un comprimido activo diario y a la misma hora. Después de estos días hay 2 posibilidades, se puede completar la toma de un comprimido diario sin principio activo, llamado placebo, hasta completar 28 días, o bien se puede no tomar ningún comprimido y hacer días de descanso. Es en estos últimos días, cuando baja la regla y pasado el día 28 hay que comenzar con un nuevo envase.

En los últimos años se han ido modificando las pautas de toma de anticonceptivos haciéndolas cada vez más flexibles. Hay pautas incluso de toma continua de anticonceptivos durante tres meses y luego descanso, de esta forma la usuaria solo tendrá la regla cuatro veces al año, lo que hace que sea muy cómodo para la mujer, siempre que le encaje esta pauta. Con esta forma de uso se disminuye mucho el patrón de sangrado, por lo que es una opción para las mujeres con menstruaciones muy abundantes, incluso con anemia.

¡GUÍA GRATUITA!: ¿En qué consiste una revisión ginecológica?

Transdérmicos

Los parches transdérmicos llevan también hormonas combinadas, estrógenos y progestágenos. Se coloca un parche sobre la piel y se mantiene durante una semana, se cambia semanalmente por uno nuevo. Pasadas tres semanas de parches se hace un de descanso en la que baja la menstruación por deprivación hormonal. Pasada 1 semana de descanso se comienza con un parche nuevo.

Esta opción de administración es buena para aquellas mujeres que no quieren estar todos los días pendientes de tomar una píldora.

Vaginales

Otra vía de administración es la vaginal. Existen en el mercado los anillos anticonceptivos hormonales vaginales. Se trata de un aro flexible, suave y transparente, de fácil colocación por la propia mujer sin necesidad de que lo haga un facultativo. El anillo libera 15 mcg diarios durante tres semanas, pasados estos 21 días el anillo se retira y por deprivación baja la regla.

La eficacia y los efectos adversos son similares a los de los ACH orales pero su cumplimiento es más fácil a de llevar al estar pendiente sólo una vez al mes. El anillo por lo general no molesta, no se mueve y no hace falta retirarlo para recolocarlo, pero si hace falta por el motivo que sea, se puede hacer, pero no más de tres horas.

Implantes

Existe también la posibilidad del implante anticonceptivos. Se trata de un pequeño implante que se coloca bajo la piel, generalmente en el antebrazo y actúa liberando progesterona de forma que evita la fecundación. Es un método fiable y eficaz, pero su colocación debe ser bajo anestesia local y con una pequeña incisión en la piel que se cierra a con unos puntos. A veces su retirada puedes ser ligeramente dificultosa y es un método que puede provocar alteraciones menstruales. Los hay que duran tres o cinco años y la fertilidad una vez retirados es inmediata.

Intrauterinos

Otro método de anticonceptivos hormonales continuada no oral son los dispositivos intrauterinos, los DIUs. Actualmente los DIUs hormonales se pueden colocar a mujeres tanto que han dado a luz como a las nulíparas. Tienen una buena aceptación entre las mujeres en edad fértil cuando no hay una idea de embarazo a corto plazo. Provocan la liberación diaria de gestágeno haciendo que el patrón de sangrado sea poco abundante e incluso hay ocasiones en las que la mujer deja de tener sangrado cíclico. Son de fácil colocación en la consulta y se retiran igualmente en ella. Los hay que duran entre tres y cinco años.

¿Por qué la leche materna es fundamental para el bebé? [DESCARGA LA GUÍA  GRATUITA]

Artículo de Dra. Isabel Giménez Blasco

Ginecóloga y obstetra

Médico especialista en Ginecología, Obstetricia y Reproducción Humana. Título de Magister en Reproducción, y Máster en Actualización Profesional para Ginecólogos. Actualmente, forma parte del equipo de la Unidad de Reproducción Asistida y de Obstetricia y Ginecología en la Unidad de Ginecología del Hospital Quirónsalud de Zaragoza.

Más sobre Isabel >

Facebook Linkedin

Comentarios