Amenorrea y otras alteraciones menstruales

Muchas mujeres sufren alteraciones en su ciclo menstrual con el correspondiente dolor en muchos de los casos.

Alteraciones de la menstruación

Si eres mujer sabes que cada 28 días más o menos te enfrentas con la menstruación, que en muchos casos viene acompañada de diferentes alteraciones como la intensidad de sangrado y el dolor tanto los días previos como durante los días que dure la menstruación.

Todos estos desarreglos menstruales son consecuencia de diversas causas muy diferentes entre sí y pueden desarrollarse desde la primera regla hasta la llegada de la menopausia.

Alteraciones del ciclo menstrual

Dentro de los trastornos de la menstruación podemos agruparlos en dos grandes bloques, uno centrado en las alteraciones en la intensidad del sangrado y la segunda en las alteraciones de la periodicidad o frecuencia de la menstruación.

Intensidad de sangrado

  • Opsomenorrea: la sufren aquellas mujeres que tienen una menstruación en la que el sangrado escaso o débil
  • Hipermenorrea: A diferencia de la anterior, el sangrado es excesivo
  • Menorrea: en este caso, la alteración en la menstruación se produce cuando el sangrado es continuado, más allá de tres días.
  • Metrorragia: el sangrado es irregular.
  • Dismenorrea: Es la alteración dela menstruación en la que la mujer sufre dolor durante el periodo de sangrado.

Frecuencia de sangrado

  • Amenorrea: Esta alteración se produce cuando existe una falta de la menstruación en el tiempo superior a los tres meses
  • Polimenorrea: se reduce el ciclo mensual. Este se produce en periodos de menos de 20 días.
  • Oligomenorrea: en este caso a diferencia del anterior, el ciclo menstrual se alarga, obteniendo periodos superiores de 45 días.

Todas estas alteraciones son consecuencia de diferentes motivos entre los que encontramos desordenes hormonales, enfermedades en los órganos sexuales, en la glándula tiroides, diabetes mellitus o en algunos casos altos niveles de estrés.

De todas las alteraciones en el ciclo menstrual, las más comunes y que sufren un gran número de mujeres son la amenorrea, en la que el periodo desaparece, y la dismenorrea que está relacionada con la presencia del dolor durante esos días.

Amenorrea o falta de menstruación

Para poder hablar de este tipo de alteración en la menstruación. La ausencia de regla debe durar tres meses o más. Podemos clasificar esta patología de dos maneras;

  • Amenorrea primaria: En la que la mujer no tiene regla más allá de los 15 años. En la mayoría de los casos, la causa de amenorrea en este tipo son la malformación de los órganos sexuales.
  • Amenorrea secundaria: En este caso se produce cuando pasamos más de tres meses sin menstruar pero hemos tenido ciclos menstruales anteriormente. En este caso las causas pueden variar de un caso a otro, aunque de manera general se trata de una alteración en la región del hipotálamo, zona encargada de la producción de las hormonas encargadas de la regulación del ciclo menstrual.

En todas estas alteraciones de la menstruación, los factores externos tienen gran incidencia. Problemas psicológicos puntuales, así como un incremento del estrés cotidiano, o simplemente cambios en la vida personal, como puede ser una mudanza o un viaje, son las causas de la amenorrea.

Además de lo citado con anterioridad, otros cambios que sufre nuestro organismo como la pérdida de peso en un breve periodo de tiempo así como el cambio de nuestra alimentación o un entrenamiento físico excesivo, pueden desarrollar este tipo de trastornos menstruales.

La dismenorrea o dolor menstrual

Es la otra de las alteraciones más comunes que sufren las mujeres en edad fértil. Estos dolores pueden variar de intensidad en cada mujer. Hay quienes sufren ligeros dolores de cabeza o riñones, y por el contrario, otras mujeres sufren dolores de gran intensidad que las incapacita para tener una calidad de vida normal durante los días de sangrado. Estos dolores podrán variar durante el periodo fértil de la mujer.

Aunque como acabamos de mencionar los dolores o dismenorrea puede aparecer durante toda la etapa fértil de la mujer, es más común que estos dolores se presenten en mujeres jóvenes. Dentro de este tipo de alteración podemos clasificar dos tipos:

  • Dismenorrea primaria: ocurre en las mujeres durante sus primeras reglas, el dolor irá disminuyendo con el paso del tiempo en los siguientes ciclos menstruales.
  • Dismenorrea secundaria: En este caso se las mujeres que la padecen suelen ser mujeres maduras y alguna de las causas son enfermedades como la endometriosis o la metritis.

Estos dolores aparecen en la mayoría de los casos en forma de calambres, dolor abdominal, dolor en la parte posterior de  la espalda, a la altura de los riñones.

En los casos más sencillos de dismenorrea primaria, los consejos son llevar una vida con hábitos saludables olvidando el alcohol y el tabaco e incorporando el ejercicio físico a nuestra rutina. La visita al nuestro médico también puede ofrecernos otras alternativas para paliar esta alteración como es el uso de la píldora anticonceptiva.

En cambio, en los casos de la dismenorrea secundaria, será necesario un tratamiento farmacológico para evitar y paliar los fuertes dolores que la mujer sufre.

Comentarios