Nos habéis preguntado por qué la rotura de cadera es una lesión tan frecuente en las mujeres mayores. Cuando los huesos son frágiles, una pequeña caída puede ocasionar la fractura de uno o más huesos. Las mujeres, especialmente tras la menopausia, tienen más posibilidades de padecer osteoporosis, una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos.

¿Qué ocurre exactamente cuando hablamos de que alguien se ha roto la cadera?

Marta Martínez Reig, geriatra y vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Geriátrica, indica a Maldita.es que el 90% de las fracturas son consecuencia directa de una caída, habitualmente caídas de bajo impacto (leves). “En la fractura de cadera el hueso que se rompe es el fémur en su parte más proximal, lo que llamamos la ‘cabeza y el cuello’ del fémur, a la altura de la articulación de la cadera”, indica.

Tres cuartas partes de las fracturas de cadera ocurren en mujeres, según explica a Maldita.es Antonio Naranjo, portavoz de las Sociedad Española de Reumatología y reumatólogo en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín. Se debe “a que tienen más factores de riesgo de osteoporosis y fractura”.

Deporte

El verano y las horas más fuertes de sol son dañinas para la salud, especialmente para las personas mayores, por eso debemos tener en cuenta ciertas previsiones por su seguridad
Leer más

¿A qué se deben cuando se rompe la cadera?

Inmaculada Gómez Arrayás, jefa de la Unidad de Traumatología del Hospital Ruber Internacional y Centro Médico Ruber Internacional Habana, cuenta a Maldita.es que la osteoporosis o descalcificación de los huesos es más frecuente en mujeres tras la menopausia por factores hormonales. “Esto hace que los huesos sean más frágiles ante un traumatismo y afecta fundamentalmente al fémur proximal (cadera), vértebras lumbares y muñecas. Estas son las fracturas más frecuentes tras caídas en personas con osteoporosis”, señala.

La edad es un gran factor de riesgo de sufrir osteoporosis y, por tanto, de sufrir una fractura de cadera, tal y como explica Martínez. Un artículo publicado en la revista Anales de Medicina Interna indica que el 90% de las fracturas de cadera ocurren en mayores de 64 años, y el 42% de las personas mayores de 65 años tiene un alto riesgo de fractura, según cuenta a Maldita.es Carlos Bastida Calvo, responsable del Grupo de Trabajo de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Además de la edad, también pueden influir otros factores como la deficiencia de vitamina D, un bajo aporte de calcio en la dieta o el sedentarismo, según la experta. Incluso existen “algunas enfermedades que pueden incrementar el riesgo de osteoporosis como las hormonales, problemas digestivos de malabsorción, cirrosis, alcoholismo o tabaquismo”.

Bastida  indica que en España se producen anualmente más de 70.000 fracturas de cadera, que tienen un “alto coste socioeconómico”. “Después de una fractura de cadera, el 20% de los pacientes se va a morir en el primer año postfractura”, señala. Además, según cuenta, un 30% quedará con una incapacidad permanente.

Guía gratuita
Ejercicios para personas mayores
Ejercicio físico para personas mayores 

Beneficios del deporte en personas de avanzada edad y cómo influye en su salud, listado de ejercicios para hacer en casa sin equipamiento, cómo realizar correctamente cada uno de los ejercicios correspondientes, qué parte del cuerpo estás trabajando mientras lo realizas y una rutina para una planificación semanal de los ejercicios y mantenerte en forma.

 

¿Hay alguna forma de prevenir las roturas de cadera?

“Lo primero es diagnosticar la osteoporosis (con densitometrías anuales a partir de una edad, dependiendo de la edad de menopausia y otros factores), en las mujeres sobre todo, porque en caso de tenerla hay que tratarla”, comenta Gómez.

“Hay que tener mucha precaución con todas aquellas pacientes que ya han sufrido una fractura anterior. Por ejemplo las fracturas de muñeca, de hombro y sobre todo fracturas vertebrales, que muchas veces pasan desapercibidas y son una seria advertencia de que se van a producir nuevas fracturas en los próximos años si no se toman las medidas oportunas”, comenta Bastida. Si alguien sospecha que tiene factores de riesgo de fractura, debería acudir a su médico.

Además de prevenir la osteoporosis, para Martínez también es clave prevenir las caídas”. Las caídas “se previenen fundamentalmente a través del ejercicio físico, que además previene el desarrollo de osteoporosis”.

Según la geriatra, el ejercicio físico no es únicamente “andar” sino que debe incluir ejercicios de equilibrio, resistencia, fuerza y flexibilidad: “Así se mejora la calidad del hueso, la calidad del músculo, la fuerza y la capacidad de reacción ante un eventual tropiezo o pérdida de equilibrio”.

Para evitar caídas, Bastida recomienda además llevar un zapato adecuado, retirar obstáculos en las viviendas, una buena iluminación y evitar subirse a alturas de forma anómala y peligrosa. “Mucho cuidado con las personas que tienen problemas de equilibrio o de visión, pérdida de fuerza muscular y disminución de los reflejos”, señala.

Martínez también considera importante una revisión de la medicación. Según explica, “hay muchos medicamentos que incrementan el riesgo de caídas, especialmente los que llamamos psicofármacos y que incluyen las benzodiacepinas que se toman frecuentemente para tratar la ansiedad o el insomnio, los antidepresivos o los antipsicóticos”.