La importancia de valorar a las personas mayores

Los mayores de 60 años cada vez son más, hay que saber cómo cuidarlos y hacer que se sientan útiles a nuestro lado.

Miniatura

En las últimas décadas la población mundial ha cambiado; hoy en día hay 700 millones de personas de más de 60 años en el mundo y se calcula que en el año 2050 serán más de 2000 millones, es decir, un 20% de la población. Asia será el continente donde vivan un número más grande de personas mayores, así que en el futuro tenemos que contar con todas estas personas y saber qué nos pueden aportar, para dejar de pensar en ellas como un “estorbo”, todos pueden seguir contribuyendo en la sociedad. Por este motivo la ONU ha marcado el día 1 de octubre como el Día Internacional de las Personas de Edad. Cada vez habrá que prestar más atención a las necesidades de las personas de esta franja de edad porque cada vez serán más.

El objetivo de celebrar este día es promover los derechos de las personas mayores, darles una mayor visibilidad considerándolos partes activas y comprometidas de la sociedad. Poner en relieve la importante contribución de las personas mayores y concienciar de los problemas y retos que supone el envejecimiento.

Actividad para las personas mayores

Las personas mayores tienen una importante actividad contributiva, sobretodo en el ámbito familiar. De hecho en los últimos años la mayoría de jubilados han tenido que ocuparse del cuidado de los nietos, e incluso de los hijos que han tenido problemas económicos.

Lo único que necesitan para demostrar que son útiles son oportunidades para desarrollar el potencial que tienen, y la gran mayoría de veces lo hacen de forma desinteresada. Es bueno estimular a las personas mayores para que hagan actividades y así mantengan una buena salud y bienestar, y se alejen de la soledad.

Una forma para ayudar anímicamente a las personas mayores de 60 años es ser conscientes de las actitudes negativas y de discriminación que existen. Estas actitudes provocan la marginación social y afectan negativamente a su salud y bienestar. En ocasiones se ve a las personas mayores como una carga y esto puede llevar al pensamiento que su vida tiene menos valor, y por este motivo tienen más riesgo de caer en una depresión y aislarse socialmente.

La mayoría de las veces los abuelos se dedican a cuidar de sus nietos dando un apoyo fundamental a la familia, con una gran aportación en el plano afectivo y emocional hacia los niños o adolescentes. El hecho de que estén con personas jóvenes hace que tengan que estar activos y por este motivo su salud mejore o se mantenga. Pero no solo están dispuestos a ayudar con los nietos, generalmente tiene mucha disposición a prestar ayuda incluso económica. Así que son un pilar muy importante que mantienen unida la familia, dan apoyo emocional y cuidan a los familiares; unas aportaciones que son muy difícil de valorar económicamente. Y como es de suponer son los únicos que pueden aportar experiencia y dar consejos.

Pero no solo hay que pensar en ellos como un apoyo familiar, también es necesario que hagan otras actividades a parte de estar con la familia, conocer a gente nueva y practicar actividades diferentes les da vitalidad e ilusiones. Para esto hay muchos centros donde tienen mil opciones para que estén activos y conozcan a gente nueva.

Es conveniente no centrarse únicamente en las cualidades que ya no tienen, sino que hay que dar importancia a aquellas que aun conservan o que mejoran con el paso de los años. Hay que reforzar con una actitud positiva las cualidades que tienen.