Envejecimiento activo, trabaja tu capacidad funcional

Asegurar la capacidad funcional de las personas mayores es importante para enfrentar el envejecimiento de la población. ¿Cómo podemos contribuir?

Capacidad funcional en personas mayores

Desde hace unos años la Organización Mundial de la Salud viene hablando del Envejecimiento Saludable, que orienta a que todos los sectores compartan el objetivo de fomentar y mantener la capacidad funcional de los mayores, orientado a varios ámbitos: satisfacción de sus necesidades básicas, aprendizaje, crecimiento y toma de decisiones, movilidad, creación y continuidad en relaciones, y contribución a la sociedad.

En la salud de las personas de edad influyen tanto factores individuales como ambientales. En los individuales podemos destacar sus comportamientos, cambios relacionados con la edad, genética y enfermedades, pero en los factores ambientales están la vivienda, los dispositivos de asistencia, instalaciones sociales y transporte.

¿Pero cómo podemos desde nuestras cotidianidades contribuir en estos ámbitos, pensando no sólo en los adultos mayores de la actualidad, sino también en generar un entorno protector para nosotros mismos en el futuro? La misma OMS nos comparte tres estrategias claves y sencillas que  podemos aplicar desde nuestros entornos:

  • Combatir la discriminación por motivos de edad, fomentando en todas las generaciones una nueva forma de entender el envejecimiento y las personas mayores.
    De hecho, hay estudios que corroboran que las actitudes negativas y discriminatorias hacia las personas mayores son perjudiciales para su salud física y sobre todo mental, pues pueden acabar pensando que su vida tiene menos valor y como consecuencia sufrir depresión y aislamiento social.
  • Propiciar la autonomía en nuestros mayores cercanos, darle el valor requerido a las tareas y trabajos que realizan; también contribuyendo a la creación de entornos adaptados a ellos.

Siempre será clave comportarse con la persona mayor de modo que el trato favorezca siempre su autonomía; para ello es importante que los acompañantes observen a la persona para conocer todo lo que es capaz de hacer por sí sola y motivarla para que lo continúe realizando, tratando de potenciar su autoestima.

  • Apoyar el envejecimiento saludable en todas las políticas y a todos los niveles de gobierno. Como la promoción de adecuación de sistemas de salud a las necesidades de las personas mayores y la creación de sistemas de atención a largo plazo

Desde el DKV Club Salud y Bienestar sabemos que es esencial cuidarnos para sentirnos plenamente completos, tanto física como mentalmente. Por ello la cantidad de variedad de servicios disponibles para esta etapa de la vida cada vez es mayor.

 

 

Comentarios