Recomendaciones para el confinamiento de las personas mayores que viven solas

En España hay más de dos millones de personas mayores que viven solas. Llegar a la tercera edad no significa siempre verse obligado a vivir con un familiar o en una residencia.

Personas mayores que viven solos

Hay muchas personas que se sienten capaces de seguir con su rutina habitual sin el más mínimo de los problemas, pero ¿puede el confinamiento por coronavirus afectar al desempeño exitoso de las personas mayores que viven solas en sus hogares?

Por supuesto, pues si están acostumbrados a salir y relacionarse (a comprar, ver amigos…) pueden sufrir estados depresivos; si no crean nuevas rutinas y piensan que puede pasar lo peor, por ver demasiadas noticias, cifras de muertos… pueden sufrir ansiedad y sentirse vulnerables; y si sienten a su familia y amigos lejos, la sensación de soledad en personas mayores que viven solas, e incluso de abandono, puede instaurarse.

Hacerse mayor puede traerte cosas muy buenas, y más si aprendes a cuidarte para sentirte mejor y disfrutar de la mejor salud.

Saber más >

Recomendaciones para el confinamiento de personas mayores que viven solas

  • Recuerda que es una situación temporal y que todo pasará.
  • Fantasea sobre el mañana. A menudo cuando la realidad del momento no es agradable, pensar en lo que harás cuando termine puede ayudar.
  • Mantén la comunicación con familiares y amigos, ya sea por teléfono o videollamada.
  • Utiliza el móvil como canal de socialización, y si puedes, habla diariamente un rato con la familia.
  • Para aquellos que navegan por internet, es un buen momento para entrar en contacto con comunidades virtuales para compartir intereses: libros, cine, cocina, fotos, etc.
  • Aprende cosas nuevas a través de la red, como recetas de cocina, pintura, escritura, costura, etc.
  • Cuida tu mente realizando pasatiempos como crucigramas, sopa de letras, sudokus, etc., todas estas actividades previenen el envejecimiento cognitivo.
  • Planifica las tareas a realizar cada día, aunque muchas de ellas sean a nivel doméstico.
  • Sigue rutinas e intenta mantener la hora de despertarte, acostarte, comer, etc. Los horarios reducen la incertidumbre que se vive en momentos de crisis.
  • Si se venían realizando labores de algún tipo, no pares la actividad. No dejes de tejer, tallar madera, etc.
  • Aunque todos los días sean iguales y las horas del día sean confusas, no olvides tomar la medicación con normalidad y no te automediques.
  • Pasea diariamente por las estancias de la casa, es importante que circule la sangre y tu cuerpo se mantenga en activo.
  • Mantén una alimentación equilibrada evitando dietas hipercalóricas o muy abundantes que, ligadas a la falta de actividad, puedan agravar algunas patologías.
  • No olvides beber agua. Es posible que durante el confinamiento no sientas sed al no estar cansado, pero estar hidratado es imprescindible para sentirse bien.
  • No te pases el día viendo las noticias, ni otros medios que sólo transmitan información sobre el coronavirus.
  • Evita prestar atención a informaciones falsas que corren el internet, y en su lugar infórmate únicamente por los canales oficiales.
  • Evita las salidas de casa innecesarias. Planifica escrupulosamente lo que necesitas para pasar estos días en casa y reduce las salidas al exterior al mínimo posible.
  • Infórmate de los servicios públicos que puedas necesitar y ten una lista a mano con los teléfonos importantes.
  • No te olvides de que, si lo necesitas, puedes pedir ayuda. No tienes que dejarte vencer por la vergüenza o el apuro que puede suponer identificar tus dificultades. Si en algún momento sientes que no tienes fuerzas, tienes miedo, te encuentras mal o simplemente necesitas escuchar una voz de una persona cercana, dilo, pide ayuda. No estás solo, somos muchas las personas que nos sentimos igual que tú. Juntos podemos hacer que el esfuerzo de estos días merezca la pena.

Ejercicio para mayores

¿Necesitas apoyo emocional y/o psicológico?

Desde DKV, en colaboración con el Consejo General de la Psicología de España, la Plataforma del Voluntariado de España y la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, impulsa una iniciativa solidaria que ofrece soporte emocional y psicológico a las personas mayores que viven solas, en estos momentos de crisis sanitaria y social.

Accede a ningunmayorsolo.org/ para más información. Llama siempre que lo necesites al teléfono 976 388 601 para que uno de nuestros voluntarios y psicólogos hablen contigo.

Articulo  preparado para Ud. por el equipo de Psicólogos de la Línea Psico-emocional DKV


Qué complicado es cuidar de nuestros mayores ahora que tenemos que estar casa, ¿verdad? Para echaros una mano y que podáis estar un poco más tranquilos, en DKV Club colaboramos con Aiudo donde seleccionan al mejor cuidador para tu familiar.

El objetivo principal de Aiudo es reducir la rotación de cuidadores y que la persona mayor esté satisfecha con su cuidador de confianza, todo gracias a un gran proceso de selección en el que no solo se elige a la persona según las necesidades que debe cumplir, sino también en función de la afinidad que tenga con la persona que lo necesita para que también cuide de su bienestar.

¿Cómo hacen el proceso?

  1. Una psicóloga de Aiudo realiza la entrevista telefónica de "toma de necesidades" con un familiar de la persona mayor. Esta entrevista valorará su estado, las tareas a realizar por el cuidador, la situación del domicilio y el tipo de cuidador que necesita.
  2. Los candidatos que se postulan al proceso pasan por las manos de un equipo de psicólogos que les realizan entrevistas profesionales para valorar sus competencias, su vocación y su nivel emocional. También se les realiza un test psicológico extenso para evaluar 16 rasgos de su personalidad que la familia valorará después.
  3. Si la entrevista y el test son positivos se contacta con referencias del cuidador para conocer la veracidad de los testimonios. Validados los candidatos, la familia recibe un informe de cada uno con la entrevista, las conclusiones de ésta y el resultado del test psicológico.
  4. Posteriormente la familia y el paciente deciden qué perfiles son de su agrado y se hacen entrevistas para que se conozcan y puedan decidir quién es el cuidador que mejor encaja para realizar el servicio que necesitan.

Una vez seleccionado el candidato Aiudo configura el contrato y alta en Seguridad Social. Tanto la familia como el cuidador solo deben incorporar sus datos personales y firmar en la pantalla del móvil o el ordenador. Semanalmente Aiudo realiza un seguimiento y control de calidad. Ofrece garantía de sustitución y elabora las nóminas todos los meses.

Confía en la mejor ayuda para tus familiares, nos quedamos en casa pero estamos a tu lado.

Comentarios


También te puede gustar...

Dulces caseros
Dulces caseros, alternativa a la repostería industrial
Salud mental durante el embarazo
Salud mental durante el embarazo
Alternativa ecologica al tampon y compresa
Alternativa ecológica a los tampones y compresas