Cuidados para tu barba en verano

Las altas temperaturas y la deshidratación dañan nuestra barba en verano. Aprende a mantenerla sana y fuerte con estos cuidados.

Miniatura

En verano son muchos los factores que se ponen de acuerdo para jugar en contra del cuidado de nuestra barba. El calor, la deshidratación y el exceso de sudor debilitan nuestro cabello, por lo que es imprescindible seguir unos cuidados especiales si queremos mantener nuestra barba sana y con un buen aspecto:

  1. Hidratación: el mejor cuidado.
  2. Lavar tu barba en verano.
  3. Cepilla tu barbar al salir del agua.

Hidratación: el mejor cuidado

Con el calor, la velocidad de evaporación de nuestros líquidos aumenta y nos deshidratamos más rápido. Una deshidratación severa puede debilitar nuestro pelo e incluso hacer que se caiga con facilidad. Por ello es más necesario que nunca mantener nuestro pelo bien hidratado.

¿Cómo hacerlo? En primer lugar, bebiendo una cantidad suficiente de agua que permita a nuestro cuerpo estar bien hidratado. Por otra parte, la aplicación de diversos productos como aceites, bálsamos o acondicionadores también nos ayudará a mantenerla bien hidratada durante el verano.

Lavar tu barba en verano

Otro de los cuidados que debemos tener en cuenta en verano es una buena higiene. Las altas temperaturas provocan un exceso de sudoración que, más allá de empeorar la estética de nuestra barba, también puede provocarnos casos de irritación o picores.

Un correcto lavado de nuestra barba nos ayudará a eliminar los restos de comida, grasa y recuperar el equilibrio la piel, así como todos los agentes externos que se acumulan en ella durante el verano: la sal, el cloro y el sudor. En general, se recomienda lavar nuestra barba entre 1 y 2 veces al día.

Cepilla tu barba al salir del agua

En verano son muchos los momentos en los que entramos o salimos del agua, ya sea del mar, de la piscina o, simplemente, de darnos una refrescante ducha. En esos instantes es recomendable que realicemos un buen cepillado de nuestra barba, ya que es un simple gesto que nos reportará muchos beneficios. Este cuidado de la barba nos ayudará, entre otros, a mejorar la regeneración capilar, la circulación de la piel y a airear nuestro pelo. ¿El resultado? Una barba más sana y larga gracias a este simple cuidado.