Chequeo médico. ¿Cuál es el más recomendado para el hombre?

Tanto los hombres como las mujeres, con el paso del tiempo deben considerar acudir al médico para solicitar un chequeo médico anual para asegurarnos de que nuestro organismo esta en perfectas condiciones. En este caso, nos centramos en los chequeos médicos más recomendados para los hombres.

Miniatura

A partir de una cierta edad, sería recomendable que todos los hombres se plantearan el hecho de someterse a una serie de pruebas médicas rutinarias, para que, llegado el momento, sirvieran para prevenir males mayores.  En casos estas pruebas serán distintas, lógicamente, a las recomendadas a las mujeres. Entre los tipos de chequeo que se recomiendan a los hombres las más destacadas son:

Controles de tensión arterial(TA)

En los chequeos médicos la TA se analizará en la consulta del médico, pero el paciente también puede realizar su medición, de forma autónoma, disponiendo de un tensiómetro en el domicilio o acudiendo regularmente a la oficina de farmacia. Como norma general, son recomendables niveles de TA inferiores a 140/90. 

Revisión de niveles de colesterol en sangre(LDL, HDL…)

En general, los pacientes con colesterol LDL “o colesterol malo” alto y colesterol HDL o "colesterol bueno” bajo son los que tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Los niveles deseados de colesterol HDL en sangre están entre los 40 y los 60 mg/dL. Y los niveles óptimos de colesterol LDL en sangre son aquellos inferiores a 130 mg/dL.

Mantenimiento del índice de masa corporal

Este parámetro podría servir para el control del sobrepeso y la obesidad, tan habituales, desgraciadamente, en nuestro medio actual. Es un chequeo inocuo, muy fácil de realizar, que puede y, de hecho, debe realizarse a cualquier edad y de forma rutinaria, porque es un gran indicador de buen estado de salud. Nos permite conocer si estamos por encima de nuestro peso ideal. Se calcula obteniendo el dato de nuestro peso (en Kg) y dividiendo éste por la talla (en metros) al cuadrado.

Pruebas médicas para el diagnóstico de la diabetes mellitus

Si tus hábitos de vida (dieta, ejercicio físico, peso corporal…) no son todo lo buenos que deberían, se puede desarrollar Diabetes Mellitus tipo 2 en cualquier momento.

Para obtener información en este campo, se puede medir la glicemia (nivel de azúcar en sangre) en una analítica sanguínea programada matutina (teniendo la precaución de realizarse después de las horas de ayuno recomendadas) o, también, se puede analizar igualmente en la prueba de analítica sanguínea el valor de la denominada “Hemoglobina A1C”, que es el “chivato” que nos informa de los niveles de glicemia de los últimos meses. 

Despistaje de cáncer de próstata

El cáncer de próstata es uno tumores más frecuentes en los varones. Se solicitará en una simple analítica de sangre el dato “PSA” o “antígeno prostático específico” y otra prueba a realizar será, también, el tacto rectal.

Despistaje de cáncer de colon

De una forma general, a partir de los 50 años, y con una periodicidad de cada 10, sería conveniente la realización de una colonoscopia. No obstante, en aquellos pacientes que presenten antecedentes familiares o con otros factores de riesgo añadido, la periodicidad debería ser menor. La colonoscopia consiste en la exploración del intestino en busca de anormalidades anatómicas, mediante la introducción por vía anal de un aparataje médico provisto de cámara. Esta prueba se considera fácil de realizar y, para mayor confort del interesado, puede realizarse bajo sedación del paciente. Aun así, no suele ser una técnica diagnóstica demasiado atractiva para la población.

Análisis de enfermedades de transmisión sexual(ETS)

Sería un chequeo recomendable para cualquier varón que haya iniciado las relaciones sexuales, especialmente en aquellos casos de prácticas de sexo sin protección o también en los concretos casos de consumo de drogas por vía intravenosa. Incluye las pruebas de detección del VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), la gonorrea, el VHB (hepatitis B), el VHC (hepatitis C), la sífilis, etc. entre otros ejemplos. No hay que confiarse jamás con las ETS, es decir, todas las personas pueden ser contagiadas, incluso de la pareja de la que menos sospecharíamos. Este estudio tiene importancia porque el diagnóstico precoz de determinadas ETS (como el VIH) puede mejorar el pronóstico del paciente.

 

Dra. Gemma Cardona – Médico consultor de Advance Medical