Salvar una vida utilizando un desfibrilador externo automático

Desde el año 2009 en España existe un decreto que permite la utilización de desfibriladores fuera de centros hospitalarios para poder salvar a la victimas de los ataques cardíacos.

Miniatura

Puedes salvar una vida en el sitio más inesperado

El gobierno español el 2009 redactó un Real Decreto donde establecía las condiciones y los requisitos de seguridad y calidad en cuanto a la utilización de desfibriladores automáticos y semiautomáticos fuera de los centros hospitalarios. La muerte súbita cardíaca es una de las principales causa de fallecimiento en los países desarrollados, hasta no hace mucho un 95% de las muertes eran inevitables porque no podían ser atendidas por personal sanitario con el equipo necesario al darse fuera de centros cardio protegidos.

En el caso de una parada cardiorespiratoria es muy importante que la persona que la sufre sea atendida en menos de 5 minutos, y por este motivo es de vital importancia que haya una buena red de desfibriladores en espacios exteriores. Por cada minuto que pasa después el ataque las probabilidades de supervivencia bajan entre un 7% y un 10% si no hay una descarga eléctrica por parte de un desfibrilador.

¿Quién puede usar un desfibrilador externo automático?

A pesar del Real Decreto, éste solo recomienda su instalación y la incentiva en toda España pero la sanidad es una competencia de cada Comunidad Autónoma y en cada una de ellas hay una normativa diferente al respecto. Pero el artículo del Decreto sí que marca qué personas pueden usar un desfibrilador y qué entidades deben disponer de uno.

Siempre según lo que marque cada Comunidad Autónoma el desfibrilador puede ser utilizado por todos aquellos que tengan los mínimos conocimientos básicos necesarios para saber cómo funciona después de realizar algún programa de formación que traten sobre las situaciones cuando se debe usar el DEA (desfibrilador externo automático) y sobre su misma utilización.

Los las instituciones donde haya lugares cardio protegidos deben ser las encargadas de tener un mantenimiento y una conservación, y serán las Comunidades Autónomas quien se encargaran de hacer las inspecciones necesarias para controlar que se cumpla con el Real Decreto.

¿Cómo funciona el DEA?

Los desfibriladores semiautomáticos son muy sencillos de usar, simplemente para saber que se debe hacer en cada momento debes encenderlo y a partir de ese momento el DEA (desfibrilador externo automático) te ira guiando en los pasos que a seguir para salvar la vida a la persona afectada.

Es muy importante que antes de empezar las maniobra de reanimación asegures la zona donde se ubica la victima y alguien llame, lo más rápido posible, a urgencias para que los profesionales médicos puedan llegar cuanto antes y darle a la victima un tratamiento más profesional.

Lo primero que se debe hacer una vez se ha llamado a urgencias es mirar si la victima lleva alguna pieza de metal en el cuerpo que le pueda dañar en el momento de la descarga y retirarlo. Después de esto ya podrás colocar las placas en los lugares indicados sin hacer ninguna descarga eléctrica porque es cuando el desfibrilador está calculando si hay frecuencia cardíaca.

Una vez obtenga el resultado el desfibrilador le indicará si debe empezar la maniobra de reanimación cardiopulmonar y cuando debe parar para hacer la descarga a través de las placas del desfibrilador.