Autónomos: principales problemas de salud emocional

Los problemas que aparecen en ocasiones pueden ser muchos más de los previstos, que hacen aparecer las primeras dudas y merman nuestro estado de ánimo, llevándonos a pensar que quizás sería mejor abandonar

autonomos

Al principio para los autónomos todo parece fácil. Una buena idea, algunos obstáculos que no parecen ser muy difíciles de saltar, motivación, ilusión y ¡oye, seré mi propio jefe! Sin embargo, luego empiezan a surgir los primeros problemas.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los autónomos?

  • Inestabilidad de ingresos.
  • Dificultad para tomarse descansos y vacaciones.
  • Hiperconectividad.
  • Deudas.
  • Despidos.
  • Conflictos personales en la toma de decisiones.
  • Vigilancia de accidentes y enfermadas de los trabajadores a su cargo.
  • Trámites y procedimientos administrativos.
  • La competencia.
  • El temor a no superar los elementos adversos.
  • La conciliación con la vida personal y familiar.

Algunas mujeres sienten culpa por tener que volver al trabajo después de la baja por maternidad, y otras, sin embargo, asumen la vuelta con ganas e ilusión.

Saber más >

¿Qué coste emocional implica trabajar por cuenta propia?

Estrés y sobrecarga de responsabilidades

El exceso de trabajo y las preocupaciones son los principales enemigos del equilibrio emocional. Provocan cansancio, disminuyen la capacidad de reacción y a menudo afectan a la vida familiar. Y es que el autónomo, muy a menudo acaba haciendo tareas para las que no tiene formación suficiente, como manejar temas de economía y gestión empresarial, muchas veces trabaja por encima de sus posibilidades sacrificando tiempo de ocio, debe ahorrar para los meses más flojos, como también buscar frecuentemente clientes, como si continuamente estuviera amenazado de quedarse sin trabajo y tuviera que buscar empleo por quedarse sin ingresos. Estas situaciones implican un desgaste emocional y un estrés constante.

Problemas de sueño

El estrés produce problemas de sueño (insomnio, pesadillas, despertares nocturnos, etc.) que hacen que el autónomo no rinda en sus horas de trabajo. El saber que no está haciendo del todo bien las tareas añade preocupación, que acentúa el estrés. Entrando en un bucle del que resulta difícil salir.

Somatizaciones

En muchas ocasiones el estrés termina por dar la cara generando problemas de salud física como alopecia, psoriasis, colon irritable o problemas digestivos.

Conflictos sociales y/o familiares

Dedicar más tiempo al trabajo implica, sacrificar tiempo de estar en familia y amigos. Esto puede provocar problemas en la pareja, problemas de relación con los hijos o distanciamiento de las relaciones de amistad. Para los autónomos, el tiempo no productivo llega a considerarse tiempo perdido, por lo que acaban desatendiendo otros aspectos de la vida que son imprescindibles para experimentar la felicidad.

Teletrabajo saludable

Frustración y baja autoestima

Casi todos los autónomos pasan por los mismos problemas, pero tienden a pensar que sólo les ocurre a ellos. La soledad del autónomo que muchas veces trabaja sin nadie, le puede llevar a pensar que los obstáculos son productos de su incapacidad, incompetencia e inutilidad y eso hace que su autoestima baje. Si el área del trabajo es muy importante para la mayoría de las personas, para el autónomo lo es más, por lo que si no funciona como desea, puede verse afectado el concepto de sí mismo.

Consejos para la salud emocional de los autónomos

Desconecta

Si estás constantemente pensando en el trabajo, difícilmente podrás tener agilidad mental para resolver problemas complejos. El desgaste provoca que el cerebro funcione más despacio y tengamos menos momentos de lucidez. ¿Te ha pasado alguna vez que has estado todo el día obsesionado con un problema, no has dado con la solución, y al día siguiente, desayunado o en la ducha, te ha venido de golpe la respuesta? Esto es debido a que la mente es como una bombilla, si quieres que dure muchos años, tendrás que encenderla solo un rato al día, pues de lo contrario, acabará fundiéndose o desgastándose.

Delega

Hay autónomos a los que le resulta realmente difícil delegar porque están solos en su trabajo, pero hay otros a los que les cuesta ceder parte de la responsabilidad temiendo que, si no están ellos al frente, las cosas no saldrán. Pero si lo que se pretende es evitar las anteriores consecuencias emocionales -que la condición de autónomo puede acarrear-, es importante que, poco a poco, el autónomo vaya delegando tareas para que vea que no pasa nada si no siempre está al pie del cañón, a la par que el empleado coge confianza para llevar a cabo el trabajo correctamente.

Como ves, no es oro todo lo que reluce y la vida del autónomo es mucho más dura de lo que se cree. Por lo que, si estás planteándote dar el salto, es importante que tengas en cuenta estos consejos. DKV ha elaborado un estudio, dentro del Instituto DKV de la Vida Saludable, donde se analiza el estilo de vida de los autónomos españoles. Haz clic aquí y conoce los resultados de dicho estudio.

Comentarios


También te puede gustar...

aceite de almendras
Aceite de almendras dulces para la piel
baja por maternidad
Volver al trabajo tras la baja por maternidad
Alternativas al plástico
Alternativas al plástico en los utensilios de comida