Adicciones y teletrabajo

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, pero debemos ser conscientes de controlar las tentaciones para evitar convertir el consumo de algunas sustancias en adicciones.

adicciones

Si ya durante el confinamiento que sufrimos, a raíz de la alerta sanitaria, el consumo de bebidas alcohólicas se incrementó en un 85%, la vuelta a la normalidad no nos ha terminado de sacar de casa y la tentación de consumir en cantidades altas ciertos alimentos y bebidas poco saludables, continúa estando ahí y puede derivar en adicciones.

La comodidad de nuestro hogar facilita el consumo

Encontrarnos trabajando en el calor del hogar nos relaja y facilita que abusemos de unos hábitos de los cuales debemos privarnos cuando acudimos presencialmente a nuestro lugar de trabajo. Sentados frente al ordenador en nuestras casas, no tenemos la necesidad de salir del edificio para fumar un cigarro.

Esta comodidad que nos ofrece el hecho de ser dueños del espacio de trabajo nos permite, si es que no compartimos lugar de teletrabajo con nuestra pareja y no tenemos a los más pequeños de la casa cerca, encendernos un cigarrillo tras otro. En el peor de los casos, si es que somos fumadores, pero queremos mantener el ambiente de nuestro hogar libre de humos, nos tocará acercarnos a una ventana y abrirla, irnos al balcón, patio o jardín para disfrutar de este hábito nocivo para nuestra salud.

La salud emocional del autónomo es un punto importante dado que es un colectivo que se siente desprotegido, con un ritmo de vida acelerado, con síntomas de estrés y ansiedad, insomnio y problemas para desconectar y conciliar su vida personal-familiar.

Saber más >

En cuanto a la ingesta de bebidas alcohólicas, estar en casa también incrementa la tentación de disfrutar de una cervecita helada a media mañana o terminar la jornada laboral saboreando una copa de vino. Sin olvidarnos también de que, aunque presencialmente no podemos seguir disfrutando de los “afterwork” en los que compartíamos copa y conversación con los compañeros de trabajo tras la jornada laboral, las actuales herramientas de videoconferencia, pueden ser grandes aliadas para seguir disfrutando de esos momentos que acompañaremos como no, con otra cerveza, vino, whisky…

Adicciones a solo dos clics de distancia

El principal problema del teletrabajo en relación con las adicciones es el hecho de no trasladar los hábitos laborales a nuestra casa que a partir de ahora es nuestro puesto de trabajo, ¿si no bebemos en la oficina, por qué lo hacemos en casa mientras teletrabajamos?. La misma pregunta es efectiva en el tema del consumo de tabaco, en nuestro puesto de trabajo habitual no se nos permite fumar con lo que, si lo queremos hacer, debemos salir fuera de la oficina a hacerlo con lo que reducimos el número de cigarrillos consumidos durante el día. En casa, ¿por qué no seguimos la misma pauta para evitar el consumo excesivo de tabaco?.

Otro motivo que puede incidir en la adicción es la libre conexión a internet sin cortafuegos, que nos permite el acceso a páginas de apuestas online. En el caso del equipo informático que utilizamos diariamente en nuestras empresas, ese tipo de contenidos los tenemos bloqueados y no se nos permite la navegación por esos dominios. Siendo así, es fácil que durante una pausa accedamos a un portal de apuestas. El nivel de adicción de estas páginas muy superior al de las apuestas presenciales.

Por último, existe también el riesgo de abusar de medicamentos en la soledad de nuestra casa. La irrupción de la pandemia en nuestras vidas ha causado un aumento en muchos casos de los casos de ansiedad y depresión puesto que además del confinamiento, hay muchas personas que ven peligrar su trabajo, o han perdido a seres queridos y se encuentran en medio de un periodo de duelo. Ante estas situaciones, es fácil que abusemos de determinados medicamentos y que tendamos a automedicarnos con el riesgo de crear una adicción.

¿Debo pedir ayuda?

Para evitar caer en algún tipo de adicción, debemos tener en cuenta de que, aunque hemos cambiado el lugar de trabajo, debemos de intentar seguir unas pautas que nos permitan establecer unos hábitos saludables en nuestra nueva rutina de trabajo. Como hemos mencionado antes, no debemos olvidar que, aunque estemos en casa, estamos trabajando y debemos mantener las mismas costumbres que teníamos en la oficina y procurar no hacer aquello que no se nos permite en el trabajo.

Por supuesto ante la duda de estar incrementando el abuso de una sustancia o comportamiento nocivo para nuestra salud, debemos acudir a un profesional médico para que nos aconseje qué hacer para evitarlo.

GUÍA GRATUITA: hábitos saludables para ti. ¡Clic aquí!

Comentarios


También te puede gustar...

Inmunidad celular
Qué es la inmunidad celular y cómo contribuye a protegernos frente a una reinfección por coronavirus
sintomas menos comunes de la covid-19
Los posibles síntomas menos conocidos de la COVID-19
Pelos enquistados
Por qué se enquistan los pelos