Cepillos dentales: ¿Eléctricos o manuales ?

Los cepillos dentales son muy importantes para la salud bucal. Sean cepillos manuales o eléctricos, os informamos de cómo usarlos bien.

Miniatura

Os hablamos de los cepillos dentales, lo que deben tener para que cuiden nuestra salud, como debemos aplicarlos, las bondades de los cepillos eléctricos y las especificidades para los niños.

Si hace unos años casi la mayoría utilizábamos cepillo manual para cepillarnos los dientes, de un tiempo a esta parte el uso del cepillo eléctrico se ha ido imponiendo en muchos hogares, tanto para mayores como para pequeños. ¿Es mejor utilizar uno que otro para cepillarse los dientes? ¿Por qué? Intentaremos responder a estas cuestiones sobre el cepillo eléctrico y manual.

  1. Aliado para cepillarse bien los dientes
  2. Cepillo dental para niños y bebés
  3. ¿Y que hay de los cepillos eléctricos?

Aliado para cepillarse bien los dientes

En general, el objetivo principal de los cepillos dentales es:

  • Retirar adecuadamente la placa dental que se encuentra por encima del borde de las encías (riesgo de caries y de enfermedad de las encías).
  • Retardar la formación de cálculo.
  • Disminuir el riesgo de presentar caries.
  • Contribuir a un buen aliento.

En la actualidad, existen numerosas formas, tamaños y presentaciones de cepillos de dientes, y lo escogeremos de acuerdo al tipo de dentición, la destreza y la habilidad manual del paciente, si lleva aparatología fija o removible (ortodoncia, prótesis fija o removible), malposición dentaria, y enfermedad periodontal.

A la hora de cepillarse los dientes, las recomendaciones en cuanto al cepillo son que posea:

  • Cerdas artificiales de nylon.
  • Con puntas redondeadas para minimizar las lesiones gingivales.
  • Que sea de dureza media o suave.
  • Con un cabezal adaptado al tamaño de la dentición: se prefiere un cabezal relativamente pequeño para facilitar el acceso a las distintas superficies de los dientes.
  • El mango se escogerá de la longitud y anchura suficientes para manejarlo con seguridad.
  • No hay un diseño de cepillo superior a todos los demás en su capacidad para eliminar la placa bacteriana.

Cepillo dental para niños y bebés

  • El cepillo dental para bebés debe ser suave, de silicona. Antes de que asomen los primeros dientes, una correcta higiene evita las enfermedades de las encías y las caries de primera dentición.
  • Para los niños, los cepillos deben ser de cabeza pequeña, cerdas suaves, y mangos antideslizantes, largos y gruesos. Los mangos tienen diferentes colores, figuras y hasta música para atrapar la atención de los niños.

¿Y qué hay de los cepillos eléctricos?

Los cepillos eléctricos se recomiendan a:

  • Personas sin destreza manual o con poca habilidad.
  • Niños pequeños.
  • Pacientes incapacitados u hospitalizados.
  • Pacientes con aparatología.
  • Pacientes de edad avanzada.

Entre sus características destacamos que:

  • Su efectividad similar a los manuales.
  • Reemplazan la fuerza muscular por la eléctrica.
  • Poseen diferentes movimientos: circulares, elípticos, vaivén o combinados.
  • Poseen cerdamen pequeño, de multipenachos, y cerdas medias o blandas.
  • Una utilización adecuada permite un mejor acceso a zonas difíciles como superficies. palatinas y zonas distales de los últimos molares.

La principal ventaja de ciertos cepillos eléctricos es que al cepillarnos los dientes pueden reducir más la placa bacteriana, que es la responsable de la producción de caries y gingivitis. Por otro lado, cuando se utiliza un cepillo eléctrico el riesgo de abrasión del diente es menor, porque estos aparatos tienen un mecanismo de control de la presión que los hace menos proclives a erosionar la superficie de los dientes.

Un mal cepillado manual, que ejerce demasiada presión sobre el diente, puede limar el esmalte dental. Se ha comprobado que las personas que usan cepillos eléctricos suelen estar entre un 20 y un 40% más de tiempo cepillándose los dientes. En cuanto a qué tipo de cepillo eléctrico es mejor, según la evidencia científica actual los que tienen un “mecanismo oscilante-rotatorio” son los más eficaces.

Hay algunas circunstancias puntuales, eso sí, en las que puede ser más conveniente utilizar un cepillo manual. Una de ellas, por ejemplo, es después de una cirugía, cuando hay puntos de sutura o existe una zona dolorida. En ese caso un cepillo manual de cerdas ultra suaves permite un cepillado más suave, en el que el usuario puede controlar mucho mejor la velocidad y el cuidado con el que limpia la zona sensible.

Dra. Cecilia Volpe - Especialista en Odontología - Odontóloga colaboradora de Advance Medical

 

Si quieres aprender más sobre salud bucal y cuidado dental puedes leer los siguientes posts: