Trail running

Si el running está de moda, correr por la montaña o "trail running" se ha convertido en la última tendencia. Será por la sensación de libertad o por los beneficios que tiene para tu pisada, el caso es que cada vez somos más los que estamos cambiando el asfalto por los senderos.

Cruzarás arroyos y ríos, subirás cerros, bajarás montes… Toda una experiencia que en la mayoría de los casos será de larga distancia, y es que muchas de estas pruebas superan el centenar de kilómetros. El trail running tiene numerosos beneficios: la irregularidad del terreno hacer que el entrenamiento tenga picos de intensidad, lo que supone una actividad perfecta para quemar grasa. Eso sí, antes de salir a correr, deberás tener en cuenta ciertos aspectos como el tipo de calzado. La montaña es un terreno más abrupto en el que peligran las torceduras de tobillo por eso la elección de una buena zapatilla es imprescindible. También hay que estar más atentos a donde pisamos, busca los mejores lugares de apoyo.

A pesar de su dureza, el trail running está viviendo un auge sin precedentes, y eso se nota en carreras míticas, como la Ultra Trail del Mont Blanc, la Transvulcania o la Oxfam Trailwalker.

Hace unos días se celebró la prueba de Girona, el primer fin de semana de julio será la de Madrid. En ella, los participantes en equipos de 4 personas tienen que recorrer 100km por la Sierra de Guadarrama en menos de 32 horas y acabar todos juntos, un desafío con tintes solidarios para luchar contra la pobreza. En la edición de 2013 se batieron todos los récords posibles. Es la mejor forma de unir solidaridad, running y naturaleza.

Y sobre todo, aprecia la naturaleza y el paisaje, escucha a tu cuerpo y disfruta de tu entrenamiento por montaña.