¿Tienes una buena forma física?

Cuando pasamos muchas horas al día sentados perdemos la capacidad de realizar las actividades más cotidianas sin fatigarnos. Esto es signo de una falta de forma física que, entre otras cosas, se caracteriza por mostrar cansancio gran parte del tiempo, por la falta de aliento al caminar distancias cortas y por no poder seguir el ritmo de otras personas de la misma edad. Ello crea un círculo vicioso en el que se tiende a evitar cualquier tipo de actividad por el temor a sentirse rápidamente fatigado. Por el contrario, algunos signos que denotan que nos encontramos en una buena condición física son:

Si tienes dificultades en cualquiera de estos puntos debes intentar aumentar gradualmente la cantidad de ejercicio realizado (un paseo al día a paso ligero de 30 minutos proporciona una buena forma física). Y recuerda que el ejercicio no ha de ser agotador para ser sano.