Ponte en forma entrenando tres días a la semana

La falta de tiempo suele ser una excusa para no hacer deporte, pero si sacamos un rato tres días a la semana, podemos ponernos en forma.

Miniatura

Al contrario de lo que piensa mucha gente, no es necesario entrenar todos los días muchas horas para estar en forma. Basta con romper el círculo del sedentarismo para que nuestro cuerpo no se acostumbre a ser vago y se ponga en forma. Eso sí, para buscar mayor rendimiento o mejoras físicas considerables, tres días se quedan cortos.

Con tres días a la semana suele ser suficiente para ponerse en forma. Esto equivale prácticamente a un día de entreno y otro de descanso. Pero no vale saltarse ninguno de estos tres días y las sesiones no van a ser maratonianas, pero sí exigentes.

A continuación os presentamos un ejemplo de cómo hacer para ponerse en forma entrenando tres días a la semana:

  1. Correr: 30 minutos seguidos a ritmo suave. Aumentar la intensidad de la carrera los últimos cinco minutos, acabando a tope. Subir 2 minutos más cada semana, hasta llegar a los 60-70 minutos. Con este día de entrenamiento, mejoraremos la capacidad cardiorrespiratoria.
  2. Circuito de pesas: no es necesario un gimnasio para hacer ejercicios de fuerza. Con tres ejercicios básicos que trabajen la mayor parte de la musculatura es suficiente. Como en todo ejercicio, cada semana iremos aumentando la intensidad cogiendo más peso o haciendo más repeticiones.
  3. Ejercicios quemagrasas: ponte una buena música para motivarte y haz estos ejercicios, seguro que rompes a sudar en menos de diez minutos. El secreto de los ejercicios quemagrasa es que mueven mucha musculatura en poco tiempo, lo que hace que se trabaje con intensidad a nivel muscular y a nivel cardio.

Esto es simplemente un ejemplo para combinar ejercicios de resistencia con ejercicios de fuerza. Si nos gusta más un deporte como correr, podemos centrarnos en este deporte haciéndolo tres veces por semana. Y si no tenemos mucho tiempo, la semana pasada vimos como hacer un entrenamiento en tan solo siete minutos. La idea es hacer una actividad más intensa y duradera de lo normal tres veces por semana, e ir aumentando su intensidad poco a poco.

Junto al ejercicio, debemos recordar que comer bien es fundamental para estar en forma: frutas, verduras, hortalizas, beber mucha agua y evitar los alimentos procesados nos ayudarán en el camino de mejorar nuestra forma física.

Con un poco de constancia y paciencia, con tres días a la semana bastará para mejorar nuestra forma física. No son necesarias jornadas muy largas en el gimnasio para conseguir este objetivos, es más bien cuestión de saber qué ejercicios hacer, cuidar la alimentación y no saltarse ningún día.


Límite responsable: Algunos ejercicios físicos y entrenamientos pueden no ser saludables en personas con lesiones de discos vertebrales, musculares, ligamentos o de los tendones, además de otras patologías menos frecuentes. En caso de duda, si tienes un seguro contratado con DKV, consulta con el “médico DKV 24 horas”.