Propósitos de año nuevo: hacer deporte

¿Por dónde puedo empezar?

Posiblemente hacer deporte sea uno de los propósitos de año nuevo que más gente se hace en el mundo. Gran parte de la población quiere ponerse en forma y ganar salud, pero, ¿cómo empezar a ponerse en forma? A continuación os damos algunos puntos a tener en cuenta para que este propósito de año nuevo tenga posibilidades de llegar a buen puerto:

  • Elige una actividad o deporte que te guste y te motive: es el primer punto que debes plantearte. No vale la pena apuntarte al gimnasio o comprarte una bici si hacer ese deporte no te gusta o te acabará cansando. Escoge la actividad con la que te sientas más cómo, sin son varias, mejor.
  • Ponte en forma con alguien: este punto es esencial para no tirar la toalla. Si son dos o más personas las que os queréis poner en forma, hay menos posibilidad de abandonar el plan. Al quedar para hacer deporte o animaros el uno al otro, refuerza la motivación.
  • Organízate la semana: mínimo tres veces a la semana hay que hacer deporte (30-60 minutos). Lo primero que tienes que puntar en tu planning es esto, luego intenta adaptar y organizar el resto de la semana. No vale eso de: mañana lo haré, lo primero es lo primero. Establece días fijos como lunes, miércoles, viernes y domingo. Si algún día no puedes, cámbialo por otro.
  • La alimentación es fundamental: no nos olvidemos de comer y beber bien. Ponerse en forma y hacer deporte debe ser un complemento de buena alimentación, de hecho van al 50%. Vigila las calorías, bebe agua y que no falten en tu dieta frutas, verduras y hortalizas. Esto te ayudará a mejorar tu forma física mucho antes.
  • Pequeños gestos que también cuentan: gestos como subir las escaleras, ir al trabajo o a la compra andando, hacer estiramientos, disminuir el tiempo que pasamos en el sofá o delante de una pantalla, también ayudarán a ponerse en forma. Plantéate retos como subir a diario 10 pisos de escaleras, andar mínimo 30 minutos o no estar más de 30 minutos seguidos sentado cuando estás en casa.
  • Apúnta lo que haces: si haces ejercicio y lo apuntas en una libreta o en una app del smartphone, digamos que esa actividad cobra vida, somos más conscientes de que nos estamos poniendo en forma. Del mismo modo, si un día miramos el calendario y vemos que llevamos más de dos días sin hacer ejercicios, nos pondremos antes las pilas al darnos cuenta de que estamos flaqueando.