Cómo irse de vacaciones y no perder la forma física

Que tus vacaciones no sean un impedimento para mantener tu forma física. Hay cosas muy sencillas que podemos hacer para evitar perder la forma física este verano cuando nos vayamos de vacaciones.

Miniatura

Si nos vamos unos días fuera de casa de vacaciones podemos dar de lado a nuestra rutina de ejercicio y hábitos alimenticios. Pero con unos simples consejos, podemos seguir manteniendo la forma física en vacaciones, aunque no tengamos el gimnasio cerca. Veamos qué podemos hacer estas vacaciones para no perder la forma física:

  • Correr, algo que podemos hacer en cualquier sitio: correr es la actividad más fácil de realizar. Da igual dónde vayamos de vacaciones, en cualquier lugar podemos salir a correr un rato. Correr ayuda a quemar calorías y a mantener activo nuestro corazón.
  • Ejercicios de fuerza con nuestro propio peso: aunque no tengamos el gimnasio a mano, podemos hacer ejercicios de auto carga o con el peso de nuestro propio cuerpo: flexiones, abdominales, dominadas, sentadillas…hay muchas opciones para trabajar la fuerza aunque estemos fuera de casa. Hacer un circuito puede ser una buena opción para mantener los niveles de fuerza.
  • Nadar, la actividad estrella del verano: otra actividad que podemos realizar fácilmente en verano, ya que normalmente allá donde vayamos de vacaciones, tendremos una piscina o playa a mano donde podremos nadar. Nadar es un ejercicio muy completo, además de trabajar el corazón, tonificaremos la mayor parte de la musculatura del cuerpo.
  • Comer fuera, pero con cabeza: se puede uno ir de vacaciones e intentar cuidar la dieta. Lo primero que tenemos que cuidar son las cantidades, ya que tendemos a pasarnos y comer de más. Lo segundo, saber elegir cuando vamos a pedir. Intentar que la mayor parte de lo que bebamos sea agua y que alguno de los platos incluya algo de fruta o verduras, un ejemplo son las sopas frías, muy refrescantes y ricas.
  • Que no pase un día sin hacer ejercicio: da igual el ejercicio que sea, la idea es no perder los hábitos de actividad física. Podemos aprovechar para hacer actividades diferentes a las que estamos acostumbrados: kayak, surf, piragüismo…aunque sean 15-20 minutos, todo es mejor que sentarse y no hacer nada durante los días de vacaciones.
  • Utiliza tu smartphone para estar en forma: hay muchas aplicaciones móviles con las que podemos planificar ejercicios, rutinas o, simplemente, utilizar el cuantificador de movimiento para motivarnos a andar o subir escaleras.

No es fácil irse de vacaciones y seguir con la rutina para mejorar la forma física, pero si nos planificamos bien, al menos podemos conseguir no perder parte de la forma física que hemos ido ganando las semanas anteriores. El cuerpo tiene memoria y cuando volvamos a la rutina recuperaremos lo perdido, pero cuanto menos perdamos, mejor.