No arquear la espalda en los ejercicios de musculación

Un error frecuenta al hacer ejercicios con sobrepeso es tender a arquear la espalda para ayudar al movimiento positivo. Esto no es recomendable porque la posición de hiperlordosis lumbar presiona demasiado los discos intervertebrales y puede causar lesiones.

Ejercicios en los que utilizamos el banco debemos de asegurarnos que nuestra espalda se encuentra bien apoyada para distribuir de manera uniforme el peso a lo largo de toda la columna vertebral.

Generalmente es un peso excesivo el que nos lleva a adoptar esta postura de hiperflexión de la espalda baja, tirando de la cadera hacia adelante para que así intervengan más músculos en el movimiento y conseguir elevar la mancuerna o la barra.

Mejor que jugárnosla con una lesión de espalda debemos de ser precavidos y adaptar el peso a nuestras posibilidades. Hay que ser conscientes en todo momento que la posición de nuestras espalda es la correcta, ahí juega un papel importante los abdominales, que evitan este exceso de arco en la espalda.

Hay gente que por su entrenamiento o no tener fuerza para controlar este arqueamiento utiliza el cinturón de entrenamiento, pasándolo entre su cintura y el banco, de manera que quedemos bien acoplados el respaldo. Esto puede ser un poco como forzar la máquina, pero si el entrenamiento lo requiere es una buena solución.