Cinco cosas que debes hacer para mejorar tu salud después de las vacaciones

Después de los excesos vacacionales, no está de más cambiar algunos hábitos para mejorar nuestra salud. Mejorar la alimentación y hacer más ejercicio va a ser crucial.

Miniatura

Después de las vacaciones no está de más modificar algunos hábitos para mejorar nuestra salud. Hoy vamos a ver cinco cosas que debes hacer para mejorar tu salud después de las vacaciones. Ya es hora de dejar atrás los excesos vacacionales para comer mejor y hacer más ejercicio:

  1. Beber más agua: fundamental para que nuestro organismo funcione mejor. Limita en tu dieta los refrescos azucarados y el alcohol. La base de tu hidratación debe ser el agua.
  2. Consumir más frutas y verduras: estos alimentos son los grandes olvidados del verano. Sin embargo, son los alimentos que más vitaminas y minerales tienen. Cuando hagas tu próxima lista de la compra, que no falten las frutas y las verduras. Comer una ensalada al día es una buena forma de añadir algunas frutas, verduras y hortalizas.
  3. Hacer media hora de ejercicio al día: si hace mucho que no hacemos ejercicio, podemos comenzar por algo fácil: andar, andar y correr, trotar suave. Cosas básicas como ir andando al trabajo o subir escaleras también nos ayudará a ponernos en forma después de las vacaciones. Lo mejor, ir al gimnasio o quedar con los amigos para correr o hacer deporte, así no tendremos excusas para escaparnos.
  4. Establecer una rutina de sueño: en verano las horas de sueño son algo irregulares, lo mismo nos acostamos un día a las 3 de la mañana que al día siguiente hacemos una siesta de 2 horas. Debemos intentar irnos más o menos a la misma hora a la cama para descansar unas 7-8 horas diarias. Un buen horario puede ser irnos a la cama a las 11 y levantarnos a las 6-7.
  5. Olvidarnos de los alimentos más calóricos: en verano tendemos a pasarnos con las calorías. Ahora podemos evitar alimentos como los helados, las chucherías o la bollería. Tienen que ser alimentos esporádicos, no habituales de nuestra dieta.

Con estos pequeños gestos, nuestra salud mejorará después de las vacaciones. Solo tenemos que concienciarnos para introducir estos hábitos a diario en nuestra vida.

Imagen | Michael