La importancia de hacer estiramientos musculares

Los estiramientos o trabajo de flexibilidad es algo imporante para mantener una buena calidad de movimiento. La clave está en saber hacerlos bien.

Miniatura

¿Para qué sirven los estiramientos musculares? ¿Son necesarios? Estas y otras preguntas surgen cuando vemos a gente en el gimnasio haciendo sus estiramientos. La flexibilidad es la cualidad física más olvidada, siempre se le da prioridad a la fuerza o la resistencia, sin embargo, tener una óptima flexibilidad nos asegura tener una adecuada calidad de movimiento y evitar lesiones o malas posturas.

Las posturas que adoptamos en el día a día, sobre todo sentados frente al ordenador, pueden hacer que los músculos se acorten y se reduzca la amplitud de nuestros movimientos. Hemos nacido para movernos, pero nuestra vida suele ser sedentaria, de ahí que necesitemos, de vez en cuando, hacer una puesta a punto de nuestros músculos para que no se entumezcan.

Unos músculos flexibles nos van a permitir hacer movimientos de mayor amplitud, sin que aparezcan dolores, por ejemplo al agacharnos a coger algo del suelo o al elevar los brazos para alcanzar algo. Por otro lado, un estiramiento del músculo más allá de lo normal, puede lesionarnos rompiendo las fibras musculares, pero si contamos con una buena flexibilidad, el músculo estará preparado para soportar ese estiramiento.

Los ejercicios de estiramientos musculares también nos ayudarán a recuperar antes y mejor después de una sesión de entrenamiento. Al acabar, los músculos pueden estar más contracturados y llenos de metabolitos y hacer estiramientos ayudará a restaurar la homeostasis.

Lo ideal es dedicar un día a la semana a hacer estiramientos de los princpiales grupos musculares. También puedes aprovechar los 5-10 últimos minutos de entrenamiento para estirar los músculos más implicados en el entrenamiento. Lo importante es no descuidar la flexibilidad.

Imagen | Edson Hong